Los afectados por la reintroducción del Oso, piden más información.

La localidad de Anso ha sido el escenario de las III Jornadas medioambientales, que han analizado la reintroducción del Oso. En ellas han participado 100 personas de Navarra, Cataluña, Francia y Aragón. Técnicos, políticos, ecologistas y ganaderos han puesto en común sus posturas. Una de las principales conclusiones es que los afectados por la reintroducción del oso piden más información.

Luís Gutierrez, alcalde de Hecho y presidente del Consorcio de los valles, organizador de estas jornadas, ha manifestado que los ganaderos quieren tener información directa. Por su parte los ecologistas están a favor de la reintroducción, pero también piden ayudas para la ganadería extensiva.

Osos y lobos despiertan pasiones muchas veces encontradas, aunque lentamente se van aproximando los posicionamientos extremos entre aquellos que defienden una protección de estas especies sin considerar su cohabitación con el hombre y los que defienden modelos de desarrollo incompatibles con una gestión sostenible de los recursos naturales. En el Pirineo Aragonés este debate está de plena actualidad en un momento en el que se promueve la coordinación interterritorial entre las administraciones gestoras del Medio Ambiente para activar el plan de recuperación del Oso pardo y en el que se han constatado avistamientos de lobos en regiones pirenaicas vecinas

Estas jornadas han pretendido dar respuestas a estas preguntas clave a partir de la intervención de los agentes más directamente implicados, defensores y afectados por la presencia de dos grandes predadores, el oso y el lobo, que se encuentran hoy por hoy en la lista de especies amenazadas

Los objetivos específicos han sido los siguientes: Crear un espacio de encuentro para debatir las diferentes posturas respecto a la protección de las especies en peligro de extinción y su compatibilidad con el desarrollo socioeconómico en las poblaciones de los Pirineos. Informar sobre los diferentes planes que desde diferentes Administraciones de ambos lados de los Pirineos (Administraciones centrales y autonómicas) se están poniendo en marcha en relación a las especies en peligro de extinción que actualmente perviven en la cordillera pirenaica, especialmente en relación al Oso Pardo.

Comentarios