La DGA amplía su plan de pensiones con Ibercaja a Diputaciones, Comarcas y Ayuntamientos

El Plan de pensiones de los funcionarios de la DGA, que la administración autonómica tiene suscrito con Ibercaja desde el año 2001, se amplía a todas las administraciones locales aragonesas (diputaciones, comarcas y ayuntamientos), según publica hoy el Boletín Oficial de Aragón. El plan queda además abierto a las nuevas competencias que pudiera asumir el Ejecutivo aragonés.

Así se ha resuelto tras haber aceptado la Comisión de Control del Plan de la DGA (formada por Administración y sindicatos) su transformación a Plan de Promoción Conjunta para poder acoger a las administraciones locales, tras las negociaciones iniciadas por la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP). En este caso se trata de las tres diputaciones provinciales, las comarcas y los 730 municipios aragoneses.

Con este cambio, este Plan es único en su género y llamado a ser pionero. Hasta ahora, cada administración podía tener un plan individualizado pero, gracias a la modificación de la gestión de Planes de Empleo que recoge la nueva ley de Presupuestos Generales del Estado, se ha abierto el camino a un nuevo planteamiento más eficaz y que permite crear un fondo de pensiones de mayor volumen y, por lo tanto, con mayores perspectivas de seguridad financiera y rentabilidad.

Difícilmente los municipios pequeños podrían acceder de otro modo a beneficios sociales de esta naturaleza para sus funcionarios.

Hasta la fecha, el Plan de Pensiones de la DGA que gestiona Ibercaja desde sus inicios es modélico tanto por la rentabilidad como por la regularidad de sus rendimientos. En su lanzamiento, ya fue pionero. Sólo bastante tiempo después, otras administraciones han seguido el mismo camino de crear planes, como la Administración General del Estado y la Generalitat de Cataluña. Y ahora, cuando otras instancias siguen poniendo en marcha planes uniempresariales, Aragón dispone de uno interinstitucional.

El Plan de Pensiones de la DGA se creó en diciembre de 2001 y tiene 22.748 partícipes. El patrimonio del fondo que gestiona Ibercaja asciende a 30,7 millones de euros; la rentabilidad acumulada desde su creación es del 33,38%, con una tasa media anual del 7,7%. Con este acuerdo, cerca de 50.000 funcionarios y personal laboral podrán ser titulares de un plan de pensiones promovido por las administraciones aragonesas.

Comentarios