Ecologistas en Acción pide a los ayuntamientos control en el alumbrado navideño

El colectivo ecologista, en una nota de prensa, recuerda que todavía es noviembre y las calles de Huesca ya están decoradas con el tradicional alumbrado navideño. Más allá de lo que le puedan gustar al ciudadano estos adornos, Ecologistas en Acción Aragón llaman la atención sobre el derroche energético que supone este tipo de ornamentación. Abruma, aseguran, pensar la cantidad de energía que puede llegar a consumirse de un modo tan superfluo en todo el planeta, durante estas fechas. Y es que, recuerdan, aunque los recibos de la luz los paga cada ayuntamiento, la factura medioambiental, en forma de cambio climático, lluvia ácida y contaminación, la paga todo el planeta.

Por ello, ecologistas en acción indican que el mejor regalo de Navidad que los ayuntamientos pueden hacer a sus ciudadanos y a la ciudadanía global es reducir ese despilfarro energético. Aseguran que es un derroche de luz, un lujo que solo pueden permitirse los países enriquecidos, mientras la mayoría de la humanidad siga viviendo completamente a oscuras.

Desde Ecologistas en Acción lanzan una propuesta concreta a los grandes ayuntamientos de Aragón, haciéndolo extensivo al resto, a los grupos políticos en ellos representados y a toda la ciudadanía: proponen reducir a no más de 18 días el alumbrado navideño, procurando también limitar a cuatro el número de horas que éste permanezca encendido. Si continuamente se pide que en nuestras casas sólo utilicemos la luz que necesitamos, por qué, se preguntan, no vamos a hacer lo mismo en nuestras ciudades. Y finalizan asegurando que pequeñas medidas como ésta suponen un importante beneficio para el medioambiente, sin suponer ninguna pérdida de la calidad de vida para nadie.

Comentarios