Aglomeraciones

José Luis Rodrigo

La temporada de esquí ha comenzado como no se recuerda en los últimos quince años. Todas las estaciones han abierto con unas condiciones de nieve magnificas.

Con estos datos, prepárense a vivir la primera ?gran concentración? de la temporada en carreteras, pistas y localidades a pie de valle. Tan solo, el comportamiento del tiempo, puede condicionar el éxito de este primer ciclo de la temporada.

Los parking de las estaciones son limitados, las travesías de Castiello, Villanúa y Canfranc son un cuello de botella, cada vez hay más apartamentos y, por tanto, más coches, más público y más gente que esquía.

Le ocurre lo mismo a los andorranos que tienen un cuello de botella para entrar y salir a sus pistas, le ocurre lo mismo a Baqueira y a la mayor partes del Pirineo Catalán y le ocurre lo mismo a Sierra Nevada o Alto Campoo. Las estaciones de esquí están en el fondo de los valles y con la misma entrada y salida; es un problema.

Los 30 Km que separan Jaca de Astún, o los de Biescas a Sabiñanigo o los de Benasque a Cerler, tienen una capacidad y por más paneles informativos que se coloquen, por más información en radio que se dé, por más consejos y medidas preventivas que instauren, las retenciones estarán a la orden del día, ya que, es poco menos que imposible evitar los atascos con la estructura actual. Tampoco es solución construir infraestructuras y servicios sobredimensionados para cuatro días de aglomeraciones.

Lo que verdaderamente necesita el Pirineo es un plan estratégico que analice como ampliar los remontes, las pistas, donde ubicar nuevos aparcamientos, los accesos, las nuevas urbanizaciones, la forma de subir a pistas a los esquiadores, y los detalles que mejoren la calidad. No se lleva este camino; todo lo contrario, más apartamentos y urbanizaciones. Aún con este plan, solucionar los atascos a corto plazo, será difícil.

Comentarios