Abierto al tráfico el tramo Serraduy-Obarra

2005120707 carreterassss.JPG

Ha quedado abierto al tráfico el tramo de carretera Serraduy-Obarra, perteneciente a la A-1605. Allí la Dirección General de Carreteras (dependiente del Gobierno de Aragón) ha invertido 7,2 millones de euros. Son 10 kilómetros de vial, en los que se han llevado a cabo trabajos de adecuación. Ha participado en el acto oficial de apertura el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias. Además, se ha llevado a cabo la visita a la iglesia y el puente medieval de Beranuy, al colegio público de La Puebla de Roda, y a la catedral de Roda de Isábena (en la que se están llevando a cabo obras de restauración).

Después de los trabajos efectuados en el tramo Serraduy-Obarra, la sección tipo de la calzada es de 8metros de anchura, formada por dos carriles de 3,25 metros y dos arcenes exteriores de 0,75 en ambos márgenes.

Los más de 200.000 m3 de excavación han sido realizados por medios mecánicos en su mayoría. En algunos casos, su realización ha tenido gran dificultad al ser en desmontes de altura, hasta de 25 metros, y al realizarse manteniendo el tráfico por la carretera en todo momento.

También fue necesario el uso de explosivos en varios puntos de la traza. Fue especialmente complicada la ejecución de las obras en las Fuentes de San Cristóbal, por la estrechez del paso que existían en la carretera vieja y la gran altura del frente de roca existente. Además se han realizado excavación en roca mediante martillo hidráulico en el paso de Herrerías de Calvera.

Para realizar los más de 45.000 m3 de terraplenes han sido utilizados materiales de las excavaciones de gran calidad e incluso con materiales de las voladuras realizadas. Se han conformado así terraplenes con gran capacidad portante y gran resistencia al paso del agua.

Se ha actuado sobre tres estructuras, dos sobre el río Isábena y otra paralela al río:

Nueva estructura en el P.K. 0+100. puente de 30 metros de longitud, resulto con 6 vigas prefabricadas pretensadas de 1,20 de canto tipo doble "T".

- Nueva estructura en las Fuentes de San Cristóbal: puente de 40 metros de longitud con dos vanos de 20 metros cada uno, formado por 6 vigas prefabricadas de un metro de canto tipo doble "T" y con un apoyo central mediante pilas y dintel prefabricado.

- Ampliación de la estructura existente en P.K. 2+700, en una longitud de 26 metros y un ancho de 3,40, realizado mediante la colocación de 2 vigas de 1,20 de canto pretensadas tipo doble "T".

Además, al discurrir la carretera paralela al río Isábena en todo momento, ha sido necesario la construcción de 21 obras de drenaje transversal para salvar todos los barrancos y cauces y que desembocan en el propio río Isábena.

Además se han colocado otras 20 obras de drenaje transversal resueltas con tubería de hormigón de 80 cms. de diámetro.

Para la construcción del firme han sido necesarios casi 50.000 m3 de materiales seleccionados y adecuados procedentes de préstamos, para el relleno de cajas y coronación de terraplenes, sobre los que se ha construido un firme formado por:

Capa de rodadura 4,0 cm de M.B.C. S-12

- Capa base 4,0 cm de M.B.C. S-12

- Base granular 25 cm de suelo cemento realizado "in situ".

En la ejecución del suelo cemento, se han utilizado más de 1.400 toneladas de cemento y para el asfaltado más de 16.000 toneladas de mezcla bituminosa en caliente.

Se han asfaltado todos los caminos y accesos de fincas a la carretera, con mezcla bituminosa en caliente, usando para ello unas 1.200 toneladas.

Para la seguridad del trafico, se han colocado mas de 7.500 metros lineales de barrera de seguridad de doble onda, en los tramos de terraplén donde así se requería.

Se han realizado además numerosas obras de contención de taludes resueltas mediante escolleras, utilizando para ello 2.900 m3etros cúbicos de piedra de grandes dimensiones y también se ha colocado un muro prefabricado con acabado de mampostería en el entorno del Monasterio de Obarra, donde también se ha construido un aparcamiento asfaltado para los visitantes.

Asimismo, ha sido urbanizada la travesía de Beranuy mediante la colocación de bordillos y acerados de hormigón. También se han realizado más de 70.000 m2 de hidrosiembra en los taludes, para una mejor integración paisajística de los grandes desmontes en el entorno, y ha sido escarificada y recubierta con tierra los restos de la carretera vieja que quedaban visible.

En los presupuestos de la Dirección General de Carreteras para 2006 figura una partida de 200.000 euros para las obras de refuerzo de firme entre Beranuy y Castarnés.

Comentarios