45 mushers participan en la XIV Travesía con Perros de Tiro Monegros 2005

2005120707 perros.JPG

El Club de Mushing Monegros organiza un año más la XIV Travesía con perros de tiro Monegros 2005, que este año recorre la franja noreste de la Comarca de los Monegros, a través de los términos municipales de Huerto, Grañen, Poleñino, Lanaja, Albalatillo y Villanueva de Sigena, todo ello repartido en cinco etapas que se disputarán entre los días 8 y 11 de diciembre.

Este año se dan cita más de 40 participantes procedentes de distintos puntos de la geografía española, como Galicia, Asturias, Cantabria, Madrid, Cataluña... y por supuesto, Aragón. Esta XIVª edición consta de cinco etapas, una de ellas nocturna, en las que los corredores, (los mushers), sustituirán sus trineos por karts y bicicletas para recorrer los más de 130 kilómetros de que consta la carrera.

Como en años anteriores, por razones organizativas y de seguridad, se han establecido tres categorías: Categoría A, para bicicletas tiradas por entre uno y tres perros; Categoría B, para karts remolcados entre 3 y 5 perros; y Categoría C, para karts movidos por entre 6 y 12 perros. Salvo en la etapa nocturna, los mushers deberán completar un itinerario no señalizado, valiéndose únicamente de la fuerza de sus canes, de su pericia, de una brújula, de un cuentakilómetros y del road book o libro de ruta facilitado por la organización.

Monegros Travesía con Perros de Tiro es la única prueba de media distancia sobre tierra que se celebra en España y sus orígenes se remontan al año 1991. La Comarca de los Monegros se erige en el escenario ideal para realizar largos recorridos y conseguir fondo y resistencia en perros y mushers, de cara a llegar en óptimas condiciones para afrontar la inminente temporada de nieve.

Un total de 45 mushers de las tres categorías (A, B y C) tomarán la salida este jueves día 8 en la localidad oscense de Huerto, dispuestos a dirigir a sus canes por los más de 130 kilómetros de que consta la prueba y a afrontar las dificultades propias de una climatología previsiblemente adversa que a menudo convierte las pistas de arena por las que discurre la carrera en auténticos lodazales.

Comentarios