Un coche camuflado controlará la velocidad y otras imprudencias en el casco urbano de Huesca

2005120707 radar.JPG

El nuevo coche radar que ha comprado el Ayuntamiento de Huesca comenzará a funcionar antes de que finalice el año, aunque circular más rápido de lo debido ya se está sancionando. Para ello se ha utilizado el vehículo que ha habilitado para las policías locales. En cuanto este se vaya a otra localidad comenzará a utilizarse el nuevo coche camuflado que ha adquirido el consistorio oscense.

Los conductores de que pisen el acelerador más de la cuenta por vías urbanas se arriesgan a importantes sanciones. La Policía Local de Huesca ya cuenta con un equipo radar con el que se sancionará a los conductores que corran más de lo debido por vías urbanas.

El nuevo equipo ha costado 70.000 ? y se ha instalado en un vehículo camuflado, es decir, no tiene ninguna indicación en su carrocería que indique que se trata de un coche de la policía. El radar consta de una cámara digital y un ordenador portátil con pantalla táctil donde quedan reflejadas las fotografías.

Con esta adquisición el Ayuntamiento quiere concienciar a los conductores para que cumplan con la normativa vial.

El radar tiene muchas posibilidades. No sólo podrá sancionar por exceso de velocidad sino también puede hacer fotos a conductores que se salten un semáforo en rojo o cometan otro tipo de infracciones. Las multas van a ser considerables, pueden superar los 600 euros. Además con la entrada en vigor del nuevo carnet de conducir el exceso de velocidad puede estar sancionado hasta con seis puntos.

La Policía Local utilizará el radar especialmente en lugares como el Paseo Ramón y Cajal, Martínez de Velasco, Avenida de los Danzantes o la Ronda Sur. Además funcionará no solo con el fin de sancionar, sino de persuadir a los conductores de que corran más de lo debido.

Comentarios