La Travesía Central en el eje Algeciras-Madrid-Paris

2005121110 mapa.jpg

Los presupuestos europeos de los próximos años son clave para poder desarrollar el plan de redes transeuropeas por carretera y ferrocarril. Aragón esta muy pendiente de lo que pueda ocurrir en Bruselas ya que la reivindicación de la comunicación ferroviaria Travesía Central depende en buena media de los fondos de cohesión y del presupuesto. De momento España ha calificado estos números de ?insolidarios?. La mirada esta puesta estos días en el Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas los días 15 y 16 de diciembre. Esta abierto un largo proceso que debería culminar, según consta en los documentos, en el periodo 2013-2020.

TRAVESIA CENTRAL

Este proyecto necesita dinero Ese es principal problema para poder ejecutar este eje ferroviario considerado clave para el desarrollo de Aragón. Proyectos como PLAZA o Plhus no tienen viabilidad sin una salida hacia Europa. Francia tiene otras prioridades, no cuenta con dinero suficiente de fondos de cohesión y en el panorama de los próximos años se vislumbra menos dinero para España. La pregunta es ¿quién financiará estos proyectos transeuropeos?.

La declaración de intenciones de la dirección general de transportes y energía de la Comisión Europea ha incluido en el eje ferroviario Algeciras-Madrid-Paris un paso denominado ?Travesía Central?. Lleva la nomenclaura ?16? de los 30 proyectos transeuropeos que se plantean en el documento. Los primeros pasos serán los estudios y luego su viabilidad. Este paso se identifica como ?mercancías?, aunque, no se descartarían los viajeros. El documento recoge también dos pasos más, el número 8 denominado ?sudoeste de Europa? que llega desde Portugal y sale por el Pais Vasco y otro por Cataluña.

Rechazo mayoritario en la cumbre en Bruselas de los presupuestos

La propuesta de la presidencia británica ha sido rechazada de forma casi unánime por los demás miembros de la Unión ?quienes consideran que favorece de forma excesiva los intereses del Reino Unido-, aunque no se descarta un acuerdo si hay cambios sustanciales.

En cuanto a España, la propuesta mantiene los mismos términos de la anterior propuesta luxemburguesa en lo que respecta a la prórroga del acceso al Fondo de Cohesión, pero empeora el saldo neto español. España podrá seguir beneficiándose otros cuatro años más del Fondo de Cohesión, pese a que su renta per cápita superará en el próximo período de programación (2007-2013) el límite del 90% de la renta media de la Unión ampliada.

Comentarios