La Guardia Civil simula un rescate en Mallos de Riglos

2005121414 guardia.jpg

Los Mallos de Riglos ha sido el escenario escogido por la Guardia Civil para desarrollar un simulacro de Rescate en Pared. Esta es la parte práctica de las jornadas sobre ?Rescate en Montaña? que ha organizado la Guardia Civil junto con el Instituto Universitario de Investigación sobre Seguridad Interior. La parte expositiva tuvo lugar el miércoles en Zaragoza donde participaron en las mesas redondas varios especialistas en la materia. El objetivo del simulacro ha sido mostrar la capacidad de respuesta ante este tipo de rescates de la Guardia Civil y otras instituciones implicadas. El Director General de la Guardia Civil, Carlos Gómez- Arroche no ha podido estar presente en el rescate, puesto que se trasladaba en helicóptero y el fuerte viento ha impedido el aterrizaje.

Uno de los muñecos figurativos se ha situado a 80 metros de altura en el Mallo Pisón. 4 especialistas de montaña han escalado hasta el lugar y han rescatado al supuesto herido transportándolo con una tirolina. El segundo de los muñecos se ha colocado a 150 metros de altura en el centro del Mallo Pisón y se ha rescatado mediante el sistema denominado Cacolet, en el que el herido se traslada en una mochila descendiendo verticalmente. El último de los rescates se ha realizado en el mallo FIRE, donde el herido se situaba a 30 metros de la cima. En este caso, estaba previsto utilizar el helicóptero, sin embargo el fuerte viento lo ha impedido.

En este simulacro de rescate han participado un total de 11 personas. Desde hace ya unos años los especialistas de montaña van siempre acompañados por un médico que se encarga de evaluar el estado del herido y suministrarle algún analgésico. Un rescate de este tipo tiene una duración aproximada de 3 horas y media. Este ha sido tan sólo un simulacro, sin embargo, en el Alto Aragón se realizan un gran número de rescates. Según el General de División el nivel del personal de salvamento de montaña en la provincia de Huesca es excelente.

El servicio de Montaña se creó en 1967 y tiene como misión especifica el ejercicio de todas aquellas funciones encomendadas a la Guardia Civil en zonas de Montaña. Las principales actuaciones que realizan son prestar auxilio a las personas accidentadas o perdidas en la montaña, velar por el cumplimiento de la conservación del Medio natural, así como garantizar la seguridad y el cumplimiento de la legislación y realizar servicios de vigilancia y mantenimiento del orden público en pistas de esquí.

Comentarios