Acciona-Brues, Fernández CC y Arascon construirán y explotarán la primera autopista autonómica

El Gobierno de Aragón ha adjudicado a la agrupación de empresas formada por

Acciona-Brues y Fernández CC y Arascon el contrato de obra pública de la

Autopista entre El Burgo de Ebro y Villafranca de Ebro.

El valor actual de esta infraestructura está en el entorno de los 85

millones de euros, un valor que se irá incrementando con el paso de los

años. El plazo de construcción es de 20 meses.

La fórmula que el Gobierno de Aragón va a utilizar para la financiación de

esta infraestructura, que incluye un nuevo puente sobre el Ebro, es el

sistema de concesión tradicional bajo la modalidad de contrato de concesión

de obra pública.

Las variables que figuraron en el pliego fue el pago por parte del Gobierno

de Aragón de un "canon" de utilización en función del tráfico que realmente

demanda esta infraestructura pero que en ningún caso lo asumirá el usuario

(peaje en sombra). El pliego contempló también unos escenarios de tarifa

máxima, tráficos máximos y Valor Añadido Neto (VAN) en los que se movieron

los licitadores.

Se estima que la Autopista pueda entra en servicio en el año 2008, con un

plazo de concesión de 30 años y comienzo del cobro del peaje en sombra a

partir de la puesta en servicio. El concesionario asumirá las obligaciones

de proyectar, construir, explotar y mantener las obras objeto del contrato

durante todo el periodo de la concesión, además de la realización de todos

los estudios complementarios, prospecciones de campo, ensayos y demás

trabajos topográficos.

El Gobierno de Aragón abonará trimestralmente una cantidad al concesionario

en concepto de contraprestación en forma de tarifa en función de los

usuarios de la Autopista y será el resultado de multiplicar las tarifas por

el número de vehículos-kilómetro.

Una de las singularidades del pliego es que el Gobierno de Aragón realizará

penalizaciones utilizando un índice de accidentabilidad de la Autopista.

La pretensión del Gobierno de Aragón con esta infraestructura es establecer una conexión entre la N-232 y la N-II a la altura de El Burgo y Villafranca, con lo que también se da continuidad a la A-222, procedente de la Cuenca Minera Central.

La agrupación de empresas que ha ganado el concurso dispone ahora de cuatro meses para la redacción del proyecto de ejecución, y una vez supervisado y aprobado este proyecto podrá iniciarse la construcción de la Autopista, que podría estar operativa a mediados de 2008. La longitud de esta infraestructura es de 5,2 kilómetros. La solución adoptada comienza en el punto kilométrico 345 de la N-II y termina en el 217 de la N-232. La sección tipo de la Autopista consta de dos calzadas de siete metros, con un arcén exterior de 2,50 metros y otro interior de un metro. Además se dispondrán bermas de un metro a ambos lados. Cada una de estas calzadas constará de dos carriles de 3,5 metros.

Comentarios