El Huesca sigue abonado al empate

Los azulgranas sumaron su décimo empate en lo que llevamos de temporada ante el Sabadell en un partido sin goles (0-0) donde los dos conjuntos salieron temerosos y con una consigna clara que era no perder, aunque el punto sumado de poco les sirve a ambos en una clasificación que sigue apretadísima en la parte peligrosa en la que se mueve el Huesca.

Los visitantes salieron con mucha fuerza ante los de Miguel Sola que les costó quitarse la presión del conjunto catalán que dispuso de las primeras ocasiones y de un posible penalti del portero Vera que el colegiado no señaló. En los últimos 20 minutos de la primera parte fue cuando el Huesca creó sus mejores ocasiones en las botas de Lombán, Edu Roldán y una acción dentro del área visitante que no entró por poco tras un barullo.

Se llegaba al descanso con cero y la segunda parte se veía que sería de más nervios ya que la necesidad de victoria para los dos equipos hacía que ambos siguieran tomando muchas precauciones. Prácticamente no hubo ocasiones en el segundo tiempo y la mejor la tuvo el Huesca en un remate de cabeza de Larrainzar que se fuera por poco.

Los minutos fueron pasando y el gol seguía sin llegar. La asignatura pendiente de los oscenses sigue siendo los goles puesto que sin goles es difícil sumar de tres en tres como se necesita para la clasificación. Al final un punto para cada uno y los dos técnicos coincidieron en señalar que el partido no dio para mucho más y que no les vale de mucho.

Llega ahora el parón navideño donde el Huesca necesita cargar las pilas para reaccionar en la segunda parte. Aunque se llevan seis jornadas sin perder, en ellas sólo se han sumado 8 puntos de los 18 posibles. Miguel Sola ha concedido fiesta durante esta semana y la vuelta a los entrenamientos está prevista para el día 26 .

Comentarios