Cartas al Director: Carta abierta a l@s socialistas con corazón

Los Verdes El pasado día 15 tuvo lugar un bochornoso espectáculo en las Cortes de Aragón, por primera vez en nuestra Historia no fue admitida a trámite una Ley de Iniciativa Popular respaldada con la firma de más de 30.000 personas censadas en esta comunidad. Se trataba de simplemente decidir si era merecedora de tener en consideración, para luego ser discutida y modificada si se creía oportuno por la Cámara.

Fue rechazada por los votos de los grupos PSOE y PAR, el PP se abstuvo y fue apoyada con brillantez por IU y CHA.

La iniciativa parte de un gran sector social y ecologista a la vista del grave deterioro que están sufriendo estos ecosistemas tan sensibles y que parecen no ver los que tendrían que preservarlas.

Asistía desde la tribuna con la esperanza y la alegría del deber de aragonesa de haber participado como promotora de la iniciativa en que la Ley llegara a buen puerto y se consiguiera poner freno al desarrollismo del ladrillo en que se está basando el crecimiento de España.

Sin embargo a la vista de la votación me preguntaba si los políticos socialistas eran tan torpes como para actuar de forma aznarista y rechazarla o si más bien las presiones de los Enladrilladores y Cementeros eran tan determinantes.

Me gustaría que pidieseis explicaciones a vuestros políticos, en primer lugar por la acción tan antidemocrática y en segundo lugar por el modelo de sociedad al que nos están abocando.

Se están poniendo encima de la mesa proyectos de urbanizaciones en el Pirineo y la Alta montaña que sufragan los gastos de nuevas estaciones de esquí y sus infraestructuras. Pareciera ser que ya que no pueden encementarnos con el trasvase del Ebro les estemos dejando hacerlo con nuestras montañas, se trata de eso?

El modelo socialista de sociedad no puede ser propiciar construir pisos y apartamentos como segunda residencia, que apoya el éxodo masivo los fines de semana de los habitantes de las urbes, que además los hace ?esclavos? de las hipotecas y que no deja riqueza en el lugar sino para los especuladores y las entidades financieras.

Debería propiciarse otro desarrollo más acorde con el entorno: ganadería extensiva, agricultura ecológica, turismo sostenible con alojamientos sobre todo en casa rurales o pequeños hoteles, Universidad Internacional (con localizaciones en Los Pirineos, así como en todas las comarcas aragonesas), talleres de naturaleza, artesanía, etc.

Porque con la excusa de esos proyectos de ampliaciones de las estaciones de esquí se promueven toda una serie de actuaciones que devastan las montañas y su forma de vida tradicional: nuevos complejos urbanísticos, ampliaciones de carreteras, aparcamientos, ojalá que depuradoras, hasta campos de golf...

El problema es que el impacto o huella ecológica humana de este urbanismo es determinante para desestabilizar el equilibrio que la Naturaleza y la actividad tradicional del montañés han guardado durante siglos. Pero ahora estos últimos se ven tentados por la serpiente con el ladrillo y pocos logran resistirlo, es natural cuando desde las administraciones apenas se hace algo por apoyar su forma de vida.

Es necesario que haya una Ley que nos proteja de la especulación de una minoría sobre un bien que debería considerarse Patrimonio de La Humanidad como son Los Pirineos y en general La Alta Montaña ya que son estos ecosistemas con un valor biológico sin parangón, amén de que deberíamos considerarlo como la fuente o futuro santuario del agua.

Por eso apelo a vuestro corazón, porque sé que muchos firmasteis esta ILP, para que se lo hagáis entender a vuestros dirigentes y que se promueva desde el seno del Partido socialista una Ley que preserve las Montañas de las acciones humanas irreversibles que pongan en peligro el proceso biológico que sustentan y que nuestras montañas acaben siendo pasto de la especulación urbanística como lo ha sido nuestra Costa.

Comentarios