FUNDESA y la CAI facilitarán microcréditos a personas sin recursos económicos en situación o riesgo de exclusión social

2005121919 cai fundesa.jpg

La Fundación para el Desarrollo Económico del Alto Aragón (FUNDESA) y Caja Inmaculada facilitarán microcréditos a personas y familias en situación o riesgo de exclusión financiera para que puedan adquirir elementos personales, bienes de consumo y de inversión. Este compromiso se ha materializado en un convenio de colaboración que han firmado hoy el presidente de FUNDESA, Antonio Ruspira, y el director provincial de la CAI, Jesús Ruiz.

A través de estos microcréditos, los beneficiarios pueden comprar bienes de primera necesidad, pagar fianzas para alquiler de viviendas, resolver necesidades sanitarias y, en el caso de inmigrantes, conseguir la reagrupación familiar o viajar al país de origen para buscar visados. Asimismo, permitirán financiar iniciativas de autoempleo y microempresas.

Los microcréditos son créditos personales por importes reducidos que se conceden en condiciones preferentes a personas que hoy pueden considerarse excluidas financieramente y, por lo tanto, se encuentran con dificultades a la hora de acceder al sistema bancario tradicional.

Caja Inmaculada fue la primera entidad financiera en la Comunidad Autónoma y una de las primeras de España en ofrecer en diciembre de 2001 este tipo de financiación a personas sin recursos económicos. Desde entonces ha formalizado 686 operaciones, por un importe superior a los 5,5 millones de euros, lo que la convierte en la cuarta caja española por volumen de operaciones y de importe en microcréditos.

Con la incorporación de FUNDESA, son ya 29 instituciones y entidades aragonesas las que participan en la línea de microcréditos de Caja Inmaculada, todas ellas especializadas en el asesoramiento a personas sin recursos en riesgo de exclusión.

Las entidades sociales colaboradoras tutelan, canalizan y seleccionan las solicitudes de microcréditos, teniendo en cuenta las necesidades y situación de cada beneficiario. Para el seguimiento del programa se crean comisiones mixtas, que determinan las cuantías, finalidad, periodos de carencia, en función de la viabilidad, características y necesidades personales.

Comentarios