Se presenta en Huesca la Asociación de Colegiados de Aragón de Baloncesto

Esta asociación nace tras la polémica de la pasada temporada en la que los colegiados de baloncesto se enfrentaron con la Federación Aragonesa. Un enfrentamiento que llegó a los juzgados donde la Audiencia Provincial de Zaragoza ha decidido, en sentencia firme, sobreseer la querella presentada por la Federación por robo de material, sabotaje de la competición y un largo etc.. tras el despido de María Carmen Merino como secretaria del colectivo de árbitros.

El Juzgado ha estimado que no hay indicios de delito, como confirmaban los miembros de la Asociación de Colegiados de Aragón de Baloncesto que se presentaba en Huesca este martes. Los 80 integrantes de esta asociación no ejercen actualmente puesto que no llegaron a un acuerdo con la Federación Aragonesa de Baloncesto y algunos de ellos incluso hicieron un esfuerzo por dejar su progresión por apoyar a las personas que el organismo federativo había cesado.

Fue una agria polémica que no tuvo solución y que parece imposible que la siga teniendo. Los árbitros y auxiliares que abandonaron el arbitraje se han constituido en esta Asociación de Colegiados de Aragón de Baloncesto que ha indicado que sigue adelante con su trabajo y que de cara al futuro no saben muy bien todavía cual puede ser su función, pero que no desisten en que se conozca toda la verdad de lo sucedido.

Actualmente hay otro grupo de árbitros y auxiliares de mesa en Huesca que se hicieron cargo de los arbitrajes y anotaciones en los partidos tras el curso que realizó la Delegación en Huesca por lo que las competiciones han seguido sin más complicaciones, según confirma la propia Delegación, que se muestra contenta por el número de personas con las que cuenta actualmente y que en más de una ocasión ha indicado que tiene abiertas las puertas para los que quieran volver, aunque con las condiciones que marca la Federación Aragonesa de Baloncesto.

Comentarios