Frío e invierno

José Luis Barrio

Ya sé que no es un tema muy novedoso el hablar del frío y el invierno, pero a veces los asuntos recurrentes son los más interesantes. No sólo por la capacidad que tenemos de olvidar lo malo, ya que si ustedes escuchan conversaciones estos días en la calle el frío es el tema más importante y, además, es que parece que nos coge de nuevo un año tras otro la llegada de este fenómeno. Claro nos acostumbramos al veranito, las altas temperaturas, y nos olvidamos que tras la luz viene la oscuridad, aunque lógicamente en estas fechas navideñas las luces de las ciudades nos animan, pero no tanto cómo cuando la luz natural nos adentra suavemente en la noche sin darnos cuenta. No sé si a ustedes les pasará, pero otra de las grandes aficiones de estos fríos es la discusión sobre la temperatura. En mi caso y supongo que le pasará a otros compañeros que dan la temperatura por las mañanas, no sólo rebaten la información que tú has cogido del termómetro (ubicado en el exterior de los estudios de la calle tal) si no que además te escuchas cuestiones como ?es mentira, hace mucho más frío?, incluso observas en la cara del que te increpa como se sintiera defraudado o engañado y, por supuesto, te lo comenta y te dice dónde hay un termómetro con los grados Celsius bien calibrados. De momento, las diferencias en las temperaturas no han hecho que en pleno invierno salgan a la calle uno de manga corta y otro con bufanda y gorro.

El Invierno ha entrado ya, la buena noticia es que vendrá la Primavera, si no hay contraorden volverá en Marzo y por lo tanto ya queda menos. Sólo falta que sea una estación normal con frío, nieve y precipitaciones, aunque nos enfade o nos mosquee. Sólo hay que tener un poco de espíritu positivo y ya está, que no es para tanto. Feliz Navidad.

Comentarios