El deporte de vacaciones

2005122624 Alcoraz.JPG

Durante estos días las competiciones siguen paralizadas y se disfruta de un ambiente mucho más distendido. Los principales equipos como la SD Huesca, Peñas de baloncesto o balonmano Huesca tienen un pequeño descanso para volver a la tensión de la competición en el nuevo año.

El que más rápido regresa al trabajo es el Huesca ya que es el primero que volverá a la competición. Una semana de descanso ha concedido Miguel Sola y a partir de este martes día 27 vuelta a los entrenamientos para preparar el partido del 4 de enero en Mataró de la Copa Federación. Quedan dos partidos ante el Figueras el día 8 y luego en el Alcoraz con el Zaragoza B para cerrar la primera vuelta y sería importante sumar el mayor número de puntos posibles para incrementar los 19 puntos que tienen los oscenses en estos momentos.

Luego será el Peñas el que se ponga el mono de trabajo el día 2 tras dar la bienvenida al nuevo año. Los técnicos han preparado un plan de trabajo de descanso activo y a partir de esa fecha se volverá a entrenar con una planificación especial que tiene que servir para llegar de nuevo a la competición el día 10 en la pista del Cajarioja en las mejores condiciones. El Peñas es el líder y la segunda vuelta será dura para poder mantenerse en los primeros puestos. Además, habrá que disputar la Copa Federación los días 3 y 4 de febrero que no entraba en los planes iniciales.

El BM Huesca ha sido el último en tomarse un descanso y será el último en volver. El día 3 está previsto el regreso a la actividad. Estas dos semanas se espera en la recuperación de los lesionados. En la División de Honor B de balonmano la liga no regresa hasta el día 21 de enero por lo que hay tiempo para descansar y entrenar.

Los equipos de Tercera División tienen distintos planteamientos. La vuelta a la liga es para el día 8 con una interesante jornada. Algunos se toman un respiro y se olvidan de todo durante estos días, otros como el Jacetano siguen con el mismo ritmo de entrenamientos, aunque con fiesta los fines de semana, y por ejemplo el Sabiñánigo ha programado dos partidos amistosos para no perder la forma.

En todos los deportes las ligas se paralizan y dan paso a otras actividades más populares y participativas. También se aprovechan para celebrar torneos y campeonatos que en otras fechas son difíciles de encajar en el apretado calendario.

Comentarios