La renta agraria en Aragón disminuye un 14 por ciento

2003061717 cosecha.jpg

La prolongada sequía, los bajos precios en algunos cultivos y la subida del gasóleo han provocado una rebaja de la producción final agraria del 6,25% respecto a 2004. La producción final agraria de Aragón correspondiente al año 2005 ha sido de 2.640 millones de euros. Además, la renta agraria, una vez deducidos los gastos de los agricultores y ganaderos, ha alcanzado la cantidad de 1.048 millones de euros, lo que representa una disminución del 14,61% con respecto a 2004.

La prolongada sequía sufrida tanto en los cultivos de secano como en los de regadío, los bajos precios en determinados productos -especialmente frutícolas- y el incremento de los costes de producción derivados de la subida del gasóleo han provocado una importante disminución en los indicadores de las macromagnitudes agrarias de 2005 en Aragón.

La agricultura ha supuesto una producción final de 1.004 millones de euros, con una disminución del 22,1% respecto a un año agrícola excepcional como fue el 2004. Esta caída ha supuesto que la participación del subsector agrícola en el total de la Producción Final Agraria (PFA) puede pasar del 45,8% en 2004 al 38,1% en este año.

La ganadería, por su parte, ha registrado un aumento del 7,2% en su valor, alcanzando la cifra de 1.635,7 millones de euros, lo que ha elevado apreciablemente la participación del subsector ganadero en el total de la Producción Final Agraria, pasando del 54,2% en 2004 al 61,9% en 2005, lo que viene a ratificar la solidez de este sector en la producción agraria aragonesa.

Producción vegetal

La disminución del valor de la producción vegetal viene motivada por las siguientes causas:

La reducción de la cosecha de cereales, leguminosas y oleaginosas, consecuencia de una disminución de superficie cultivada, especialmente de maíz y arroz, y de los rendimientos consecuencia de la fuerte sequía, con unos precios ligeramente inferiores al año 2004. El resultado ha sido una bajada del 56,1% en su valor respecto de 2004.

En el caso de la alfalfa, la disminución de superficie (5,9%) y los menores rendimientos por falta de agua para los últimos cortes, especialmente en la margen izquierda del Ebro, ha provocado una pérdida de producción de casi el 30%.

Las hortícolas han tenido un mejor comportamiento, con aumento de superficie y rendimientos, lo que unido a una menor oferta a causa de las heladas, ha provocado un incremento de los precios y en consecuencia del valor de su producción, que ha aumentado el 37,3%.

Para la fruticultura ha sido un año complejo, con graves problemas en determinadas especies y períodos:

Así, la producción ha sido alta por la ausencia de heladas y buen cuajado del fruto, con incrementos del 20 al 40%, según especies.

Sin embargo, los problemas de comercialización derivados de un exceso de oferta, por concentración de algunas variedades de melocotones y nectarinas en determinadas fechas y por importaciones de terceros países en las frutas de pepita, unido a la práctica desaparición del mecanismo de retirada, provocaron una fuerte caída de precios, con pérdidas del valor de la producción del 10 al 20%.

El año ha sido mejor para la cereza y especialmente para la almendra, con mejores producciones y precios que en 2004.

La producción de uva para vinificación ha descendido un 27,7% respecto de la excepcional vendimia de 2004, mientras que en la de aceituna se prevé una disminución del 4-5%, compensada en su valor por el notable aumento del precio del aceite.

Producción ganadera

La producción final del subsector ganadero ha registrado un aumento del 7,2% en su valor, alcanzando la cifra de 1.635,7 millones de euros, lo que ha elevado apreciablemente la participación del subsector ganadero en el total de la PFA, pasando de un 54,2% en 2004 al 61,9% en 2005, lo que viene a ratificar la solidez de este sector en la producción agraria aragonesa.

En cuanto al comportamiento de los diferentes subsectores ganaderos destaca el sostenido crecimiento del censo porcino que unido a un mejor precio en 2005, elevará el valor de su producción en torno al 15%.

También han incrementado el valor de sus producciones, del orden del 2%, el bovino y el ovino por unos precios ligeramente superiores a los de 2004, que han compensado las reducciones pequeñas en los censos de ambas especies.

Sin embargo, la producción de huevos ha sufrido una pérdida en su valor del 27%, como consecuencia de la caída de precios en un porcentaje similar.

Con respecto al subsector del pollo, la reducción del consumo en las últimas semanas, por el temor a la gripe aviar, atenuará el incremento en el valor de su producción, que pudiera estimarse en torno al 4%.

Gastos externos del sector

Los gastos externos del subsector agrícola descendieron en el 2005 una media del 8,9%, debido a que, por la sequía, se dejaron de cultivar 25.000 has. de maíz, 3.000 has. de arroz, 2.000 has. de leguminosas grano, 8.000 has. de girasol, 7.000 has. de alfalfa, así como a la disminución de 500 has. de frutales. El menor gasto realizado en estos cultivos, así como la disminución de gastos en aquellos cultivos afectados por la sequía (cereales de secano, etc.), ha compensado el fuerte incremento de los precios en el año 2005 del gasóleo B (26,12% en surtidor), así como fertilizantes, fitosanitarios y otros.

Los gastos externos en el subsector ganadero aumentaron en el 2005 una media del 5,7% debido al incremento del coste de la energía (gasóleo), así como al aumento del consumo de piensos, forrajes desecados, paja, etc. en la ganadería extensiva por la falta de pastos.

Los gastos externos realizados en Aragón para obtener la Producción Final Agraria de 2005, se han estimado en unos 1.444 millones de euros, lo cual supone un incremento del 0,98% con respecto al año anterior y un 54,7% de la Producción Final Agraria.

Comentarios