El Pirineo alcanzará su máximo nivel de ocupación en el fin de año

2005122929 gente nieve.jpg

La Navidad en el sector turístico del Pirineo se está comportando de forma positiva, con un buen número de esquiadores en las estaciones y niveles altos de ocupación en los hoteles. Se espera que el fin de semana, coincidiendo con la llegada del nuevo año, sea cuando se registre la mayor ocupación.

En las estaciones de esquí las condiciones son muy buenas, por cantidad y calidad. En la última noche ha nevado un poco en los centros invernales, que ha dejado una capa nueva de 10 centímetros. No obstante la jornada tiene visibilidad máxima con cielo despejado.

Desde la Asociación turística del Valle del Aragón, su gerente, Ángel Bandrés, ha señalado que la Navidad se puede dividir en tres tramos. Del 26 al 29, con una ocupación media del 65%. Del 30 de diciembre al 1 de enero, con una ocupación que ronda el 90%. Y finalmente la semana de Reyes, con un turismo familiar, donde la ocupación estimada es del 70%.

Desde el Valle de Tena, Lorena Sánchez, directora de la Asociación turística, ha manifestado que la animación ha comenzado a notarse en la zona. La semana de Reyes será la de mayor ocupación.

El Valle de Benasque ha rozado en la presente semana el lleno; de cara a los próximos días se espera un nivel de ocupación aún mayor, por lo que los establecimientos hoteleros estarán al cien por cien.

El mes de diciembre va a concluir con un balance muy positivo para el sector turístico. Este año el inicio de la temporada está siendo mejor que el pasado ejercicio, debido fundamentalmente a las buenas condiciones que hubo en el puente de la Constitución e Inmaculada.

Estos días en funcionamiento están todas las estaciones del pirineo aragonés, con Astún, Candanchú, Cerler, Formigal, y Panticosa, que ofrecen un total de 230 kilómetros de zona esquiable. La nieve tiene calidad polvo-dura. A esto hay que añadir los circuitos de fondo de Candanchú-Somport, Panticosa Resort y los Llanos del Hospital.

Comentarios