El Ejército plantea disolver la Brigada de Cazadores de Montaña Aragón

2006011212 militares.JPG

El nuevo plan de transformación de las Fuerzas Armadas plantea suprimir sus actuales divisiones, incluida la Brunete y disolver dos brigadas: la de Infantería Movilizable Urgel y la de Cazadores de Montaña de Aragón. La disolución de estas brigadas no supondrá que las comunidades autónomas donde están desplegadas (Cataluña, Aragón y Navarra) se queden sin guarnición. Pamplona y Aragón contarán previsiblemente con dos batallones de Montaña, aunque desaparecerá el cuartel general de la brigada que actualmente se encuentra en Jaca y todo apunta a que el Sancho Ramírez de Huesca también pueda quedar sin actividad. En Jaca queda también, en el Acuartelamiento de San Bernardo, la Escuela Militar de Montaña, que depende de la dirección general de Enseñanza cuya sede general esta en Granada. En principio la Escuela continuará sin cambios.

La Brigada Aragón cuenta con 1.700 efectivos, sumando la tropa (1.200) y los mandos. Están distribuidos en los acuartelamientos situados en Huesca, Jaca y Pamplona. Se está muy pendiente del futuro del cuartel Sancho Ramírez, ubicado en la capital oscense. Meses atrás sonó la posibilidad de que pudiera cerrarse este acuartelamiento, con lo que se eliminaría la presencia del Ejército en la ciudad (en su día cerró tanto el cuartel Alfonso I como el de La Merced).

En el mes de Junio pasado, Radio Huesca Digital, informaba que el estudio del EME ?suprime el cuartel de Huesca y la brigada de Cazadores de Montaña de Jaca se convierte en varios batallones?. Este dato se confirma, con lo que la Brigada quedaría con dos batallones, uno el Pirineos de Jaca y otro el América 66 de Pamplona.

El servicio militar obligatorio se suprimió en España el 31 de diciembre de 2001 y desde entonces vienen produciéndose cambios en la estructura del ejercito.

En España al iniciarse este año el ejercito contaba con un total de tropa de 72.187 efectivos de los acules 49.067 son de tierra, 11.785 son de la armada y 11.335 del aire. El déficit existente de soldados, (serian necesarios 13.000 más), el mantenimiento de instalaciones y la modernización de las unidades esta llevando al gobierno a estudiar la reestructuración general.

En los últimos años la provincia de Huesca ya ha vivido varios cambios. El más destacado el plan Norte que dejó cerrados varios cuartes como el de Sabiñánigo y Barbastro y perdida de población militar en Huesca con el cierre de Artillería. Hace tres años el ministerio de defensa elimino la regiones militares y creo el cargo de inspector general del ejercito, con sede en Barcelona, que a su vez es el representante de los tres ejércitos, en las regiones de Cataluña, Aragón, Navarra y la Rioja. .

Según publica El País, desde la supresión de la mili en el año 2001, las Fuerzas Armadas españolas han vivida un ficción. Según las plantillas, tenían 110.500 soldados y marineros. En la realidad, nunca pasaron de 70.000. Los tres ejércitos ya han acordado el reparto de los 86.000 efectivos de tropa que tendrán como máximo las Fuerzas Armadas.

El Ejercito de Tierra , el más afectado por la reducción de efectivos y el consiguiente cierre de establecimientos, se propone a renunciar a la división como entidad básica de organización de la fuerza y sustituirla por la brigada. Ellos supone la disolución de las actuales División Mecanizada Brunete, Fuerza de Acción Rápida y Fuerza de Maniobra.

Los cuarteles generales de las divisiones en Burgos, Madrid o Valencia seguirán existiendo pero muy aligerados de efectivos y reconvertidos. Todos ellos dependerán del mando de Sevilla.. En Cataluña, los efectivos reales serán iguales o superiores a los actuales, ya que una brigada infradotada será sustituida por dos batallones de montaña al completo_ uno en Bruc y otro en San Climent Secebes.