Siete proyectos de ayuda a la dependencia del Altoaragón beneficiadas por la Obra Social de Ibercaja

Ibercaja ha suscrito siete convenios con otras tantas entidades de ayuda a la dependencia de la provincia de Huesca. Los convenios son el resultado de la Convocatoria de ayudas Ibercaja para Proyectos Asistenciales de 2006, cuyo montante total asciende a 1,6 millones de euros. La entidad de ahorro, ha destacado Román Alcalá, Jefe de la Obra Social y Cultural de Ibercaja, ha recibido solicitudes en toda España por este concepto que superaban los 8 millones e euros. Ha dicho Alcalá, “es la manera que Ibercaja tiene de devolver a la sociedad parte de sus beneficios”. También ha resaltado que estos convenios son solo una ayuda, ya que lo imprescindible es el trabajo diario de los miembros de las asociaciones asistenciales.

En la primera convocatoria de este tipo impulsada por la entidad de ahorro, han optado a ella 156 iniciativas y se han seleccionado 58 proyectos en toda España, de ellos 7 corresponden a la provincia de Huesca.

Los representantes de los proyectos seleccionados en Huesca han firmado este martes sus convenios en la sede de la Obbra Social en Huesca, en el antiguo Palacio de Villahermosa.

El acto ha estado presidido por el Jefe de la Obra Social y Cultural, Román Alcalá, que ha rubricado los acuerdos en nombre de la entidad, y a quien ha acompañado José Luis Novellón, Director Provincial de Huesca de Ibercaja.

Estos siete proyectos forman parte de los 58 seleccionados en la primera Convocatoria de ayudas Ibercaja para Proyectos Asistenciales-Atención a la Dependencia, a la que optaron 156 procedentes de toda España. En conjunto, Ibercaja destina a los proyectos seleccionados 1.600.000 euros. Les une el denominador común de la convocatoria: mejorar la calidad de vida y la integración social de las personas dependientes, sus familias y cuidadores, bien a través de acciones bien a través de infraestructuras.

De los 58 proyectos seleccionados, 22 van destinados a la Tercera Edad; 21, a entidades dedicadas a la integración de los disminuidos psíquicos; 7, a asociaciones que trabajan con enfermos de Alzheimer; otros 7, con disminuidos físicos y una más, con enfermos de cáncer.

De los oscenses, 4 se destinan a la tercera edad, 2 a la integración de disminuidos psíquicos y uno más a la lucha contra el cáncer. En la firma estuvieron los representantes de estas siete asociaciones oscenses, cuyos proyectos son los siguientes:

Asociación Down Huesca. Proyecto Aire para el respiro familiar a través de actividades para la autonomía personal.

Asociación Española contra el cáncer-Huesca. Unidad de cuidados paliativos a fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos terminales.

Atades Huesca. Instalaciones y equipamiento del centro Manuel Artero de Huesca.

Hermanitas de los Ancianos Desamparados- Mejora de infraestructuras del Hogar P. Saturnino López Novoa de Huesca.

Misioneras Ntrª Srª del Pilar - Huesca. Euipamiento de material para personas asistidas de su Residencia de ancianos.

Patronato de la Casa Amparo de Barbastro. Adquisición de una grua de bipedastación para atender a los ancianos asistidos de su centro.

Fundación Jaime Vera Monclús de Fraga. Reformas en la Residencia del Sagrado Corazón de Jesús de dicha localidad.

Trabajar para una sociedad mejor

En sus palabras a las 7 asociaciones reunidas en Villahermosa, el Jefe de la Obra Social y Cultural ha agradecido su participación en la convocatoria y mostrado su convicción de que con su trabajo y dedicación contribuyen a una sociedad más justa y mejor. Asimismo, ha señalado la vocación de Ibercaja de que la convocatoria de ayudas sea un cauce útil para numerosas asociaciones que hacen una labor impagable en pro de los demás. “Con esta iniciativa, ha dicho, queremos potenciar proyectos que fomenten, incrementen o integren acciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas dependientes, sus familias y sus cuidadores”.

“Además, señalaba Alcalá, queremos que esta Convocatoria de Ayudas Ibercaja se convierta en un canal de referencia para paliar las necesidades de quienes por falta o la pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual precisan de asistencia o ayudas importantes para realizar los actos corrientes de la vida diaria”.

Esta ha sido la primera vez que la Obra Social y Cultural de Ibercaja promueve una iniciativa de esta naturaleza. Se lanzó en octubre de 2005, con un plazo de presentación hasta el 31 de diciembre, para proyectos a desarrollar a lo largo de 2006. En el periodo de presentación se recibieron 156 proyectos, de los que se desestimaron 65 por no adecuarse a las bases. Entre los 91 que sí cumplían los requisitos se seleccionaron finalmente 58. De ellos, 27 son de Zaragoza y provincia; 7, de Huesca; 8, de Teruel; 3, de Rioja; 5, de Guadalajara; 3, de Madrid; y 5 más, del resto de España.

Experiencia demostrada

Según las bases del concurso, los proyectos podían ser presentados, de forma individual o colectiva, por instituciones o entidades sin ánimo de lucro, legalmente constituidas e inscritas en el registro con, al menos un año de antigüedad, con experiencia demostrada en la atención a la dependencia y con estructuras económicas y de gestión que aseguren la viabilidad de la ejecución del proyecto presentado, entre otros requisitos. Los proyectos podían referirse al desarrollo de actividades o a la construcción o adecuación de infraestructuras.

Cada entidad podía presentar un proyecto, con un plazo de realización máximo de doce meses, si el proyecto se refiere a actividades, o de veinticuatro meses, si se destina a infraestructuras. La ayuda no podía superar en ningún caso 60.000 para cada proyecto de actividades y 180.000 euros para cada proyecto de infraestructuras.

En los proyectos de actividades, los gastos se dedicarán a personal, equipos y suministros, administración y gestión. En los de infraestructuras, para construcción, reforma, equipamiento e instalaciones y gastos administrativos

Comentarios