Recuerdo a Antonio Beltrán

Carlos Iglesias Estaun

ALCALDE DE SABIÑÁNIGO

Presidente del Patronato del Museo de Artes de Serrablo.

Tras la luctuosa noticia del fallecimiento de D. Antonio Beltrán he releído uno de sus últimos artículos publicados en la prensa regional, en el que recordaba el alumbramiento del libro “Raíles y Traviesas” perteneciente a la Colección “A Lazena de Yaya” editada por el Museo de Artes Populares de Serrablo del que D. Antonio era asiduo colaborador y sobre todo amigo.

La verdad es que me he emocionado al recordar a través de sus sinceras palabras, aquella inolvidable jornada en la que un variopinto grupo de gentes nos juntamos en la ya desaparecida estación del “Portillo” y sentados en un viejo vagón del “Canfranero”, a través de sus raíles y traviesas nos transportó hasta Sabiñánigo. Fue una jornada llena de sensaciones y vivencias que, como era previsible, inmortalizó D. Antonio en un extraordinario libro al que sus inagotables fuentes de recuerdos, conocimientos y anécdotas, han convertido en uno de los más emblemáticos de nuestra modesta colección.

Sirvan estas breves líneas para en este momento en el que su figura física ya no está entre nosotros, mostrar nuevamente mi agradecimiento personal y el del Museo y Ayuntamiento de Sabiñánigo en general, por su continuo apoyo a nuestros proyectos y a la consecución de nuestros anhelos.

D. Antonio Beltrán hombre de apariencia menuda, pero de carácter y convicciones fuertes, fue un apasionado defensor de nuestro Museo y, como tal, tuvimos la satisfacción de poder rendirle con su presencia, un sencillo pero emotivo homenaje dedicándole una de sus salas. En esa sala y en todo el Museo, siempre se sentirá su presencia y permanentemente estará entre nosotros, nuestro amigo D. Antonio Beltrán.

Comentarios