II Peregrinación Internacional del pueblo gitano en Barbastro con motivo del homenaje al Beato "El Pelé"

Esta celebración dará comienzo este sábado a las 10’30 horas con una procesión a la parroquia de San Francisco de Asís, que partirá de la plaza San Antonio de Barbastro. Tras esta procesión, a las 11’00 horas, se celebrará un acto solemne de apertura de la peregrinación ante la Capilla de “El Pelé”.

Además, este domingo, día 7, a las 11’00 horas, tendrá lugar un encuentro de oración en el cementerio barbastrense, y, a las 12’00 horas, una reagrupación de peregrinos y feligreses, en la calle San Hipólito, número 27 de esta localidad. A las 12’30 horas, se realizará una misa de peregrinos y feligreses, presidida por el obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, y a las 13’30 horas, una fiesta de convivencia y confraternización en la nueva Plaza de San Francisco.

El párroco de la Iglesia de San Francisco, José María Garanto, ha indicado que el mayor mérito de “El Pelé”, feligrés de Barbastro, y que procedía del pueblo, fue mantenerse siempre fiel y coherente con su vida cristiana, aparte de confesar su fe hasta arriesgar su vida, lo cual hizo que la parroquia se sintiera muy comprometida con su persona y le dedicara la primera capilla del mundo.

Garanto ha informado asimismo de que se está intentando asentar una fecha de realización de una peregrinación internacional de gitanos en Barbastro, algo que, por otra parte, ha sido solicitado desde Italia, Francia y Polonia.

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, se ha referido a “El Pelé” como una de las más entrañables figuras existentes a nivel humano y cristiano, y ha dicho que, aun siendo éste analfabeto, poseía una gran cultura, sobre todo del pueblo gitano, como gitano que era. Milián ha comentado, a este respecto, que el Beato asumió todos los valores de este pueblo, como la honradez de mantener la verdad, y de servir, entre otros.

El obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón ha destacado igualmente la dimensión religiosa y la fe de “El Pelé”, que éste cuidó, cultivó y transmitió, enseñando el catecismo.

Alfonso Milián ha expresado finalmente su deseo de que este homenaje a “El Pelé” se consolide por muchos años, algo que Milián ve muy probable, dada la dedicación y especial sensibilidad que muestran los sacerdotes barbastrenses en torno a la figura del Beato.

Comentarios