"Comurbano" pretende que Barbastro sea un centro comercial abierto

Más de cien empresarios y trabajadores del comercio de Barbastro y la Comarca del Somontano han participado en el acto de presentación del proyecto “Comurbano” que, entre otros objetivos, intenta la adaptación de empresas y trabajadores del pequeño comercio a los cambios estructurales y al uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, ha explicado que supone una oportunidad importante para el pequeño comercio con el fin de adaptarse a los nuevos tiempos que exige el comercio, al mismo tiempo que ha destacado que se trata de un proyecto muy importante.

Este proyecto, enmarcado en la iniciativa comunitaria EQUAL 2, está dirigido y desarrollado por la Asociación de Empresarios de Barbastro, y cuenta con un presupuesto de 2.400.000 euro. “Comurbano” se desarrolla paralelamente en las ciudades de Barbastro (Comarca del Somontano), Alcañiz (Comarca del Bajo Aragón) y Ejea de los Caballeros (Comarca de las Cinco Villas. El objetivo de la Asociación de Empresarios de Barbastro es involucrar en este proyecto a todos los empresarios y trabajadores de comercio, según ha señalado el presidente de la asociación, Juan Luis Solano.

“Comurbano”, que cuenta con el respaldo del Gobierno de Aragón, ayuntamiento de Barbastro y Comarca del Somontano, lleva un año de rodaje en el que la asociación ha centrado sus esfuerzos en la realización de las diversas gestiones para la captación de dinero, entre otros, que este proyecto exige, al tratarse de una iniciativa europea.

En estos momentos se están desarrollando una serie de encuestas por todos los comercios con objeto de conocer las necesidades del sector comercial y sus prioridades, al mismo tiempo que ha animado a los trabajadores del sector a participar en Comurbano”. El presidente de la Comarca del Somontano, Jaime Facerías, ha indicado que este proyecto supone una colaboración entre las administraciones públicas y la asociación de empresarios de Barbastro.

Comentarios