El PAR, satisfecho por las posibilidades que abre la adjudicación de la plaza de toros de Huesca

2003070505 plaza toros.jpg

Fernando Lafuente, portavoz del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Huesca, ha valorado positivamente la apertura de un tiempo nuevo para la plaza de toros y la feria taurina oscense tras la adjudicación de su explotación a una nueva empresa. Considera que, además de otros aspectos y gusten los toros o no, debe servir para potenciar esa parte esencial de las fiestas que a su vez, son uno de los escaparates más importantes para Huesca cara al exterior, especialmente tras su declaración de interés turístico, y forman parte de actividad social e identidad de la ciudad.

Sin embargo, el portavoz del PAR, ha añadido que desde el Ayuntamiento, hay que prestar mucha atención a todos los detalles para que esta expectativa no quede frustrada por alguna circunstancia. Es decir, hay que controlar los riesgos y el pliego otorga cierto margen con ese fin. Nadie ignora que la nueva empresa ha realizado una oferta económica notable, a la vista de la capacidad de público de la plaza. Lafuente afirma que las condiciones que recoge el pliego, en el que se trabajó mucho para elaborarlo por acuerdo de todos, tienen que ser cumplidas sin excepción. Por otro lado, sobre ese riesgo, también recuerda que en su momento, cuando Justo Ojeda se hizo cargo de la plaza, sucediendo a una empresa consolidada como Balañá, también se asumió como una novedad con alguna incógnita y que hubo algunos fallos al principio.

Ante lo sucedido, dice, tras 27 años de gestión de la anterior empresa, el balance en líneas generales es razonablemente satisfactorio. Ojeda merece un reconocimiento, pero eso no implica su continuidad porque sí, sino atendiendo a un concurso cuyo resultado es el conocido.

Lafuente señala que necesariamente hay que asumir la determinación de la mesa de contratación, aunque insiste en que el PAR no puede tener voto en la misma, porque sólo se integra un representante de los grupos de la oposición. Varias sesiones de la mesa, más de ocho horas de reunión en la última y la unanimidad final tienen su significado y avalan la objetividad en una cuestión complicada. Con todo, lamenta el retraso con el que se ha llegado a esta tramitación, porque era mucho más adecuado que la adjudicación se hubiera realizado ya en noviembre o diciembre.

Finalmente, el portavoz del PAR confía en que este asunto deje de capitalizar quizá en exceso la atención social, municipal y periodística, porque hay otros muchos temas, seguramente de mayor importancia, en los que trabajar para la ciudad y en los que se echa en falta tanta intensidad. Así, recuerda que habría que resolver con agilidad y acuerdos el urbanismo, el desarrollo socioeconómico o los presupuestos de inversión.

Comentarios