CHA insiste en que se facilite la instalación de ascensores en pisos de más de tres plantas

La eliminación de las barreras arquitectónicas en muchos de los edificios de Huesca supondría, en opinión de CHA, una mejora sustancial en las condiciones y calidad de vida de un gran número de ciudadanos, sobre todo para aquellos cuyas viviendas se han convertido en auténticas prisiones cotidianas.

Esta formación política recuerda que así lo entendió el Pleno del Ayuntamiento de Huesca el 1 de julio de 2004 al aprobar por unanimidad una moción presentada por CHA, instando a realizar una valoración de las limitaciones arquitectónicas, jurídico-técnicas y del propio PGOU de la ciudad de Huesca en relación a la instalación de ascensores en edificios de viviendas de más de tres plantas y la estimación del número de ellas afectadas por dichas limitaciones. Una vez conocidas las conclusiones y necesidades detectadas por el estudio, se facilitaría la instalación de ascensores en edificios de viviendas.

En el debate de la propuesta hubo acuerdo en que, aunque esta decisión tenía un fuerte componente económico, ya que afecta a un número importante de viviendas, habría que acelerar el estudio previo en una primera fase para posteriormente concretar el plan de actuación porque el asunto socialmente es importante y la decisión favorecía a los más débiles.

CHA añade que cuando transcurrió un año de la declaración de las buenas intenciones, el Equipo de gobierno de Elboj no había encargado al Servicio de Urbanismo la valoración del problema ni la estimación del número de viviendas afectadas, por lo que preguntaron sobre el plazo en el que el Ayuntamiento daría forma al acuerdo. El alcalde respondió por escrito que la propuesta iba a incluirse dentro de los proyectos a realizar por la futura Sociedad Pública de Rehabilitación. Sin embargo, no se ha hecho nada.

Por todo ello, esta formación insta al Alcalde de Huesca que ordene cumplir el acuerdo plenario en función de las posibilidades legales, técnicas y presupuestarias del Ayuntamiento, así como del interés social de la actuación, tal y como decidieron hace casi dos años. Recuerdan que el Ayuntamiento de Zaragoza, que también tiene asumido el compromiso de eliminar barreras en edificios sin ascensor y lo está cumpliendo, ha logrado que las licencias para la instalación de ascensores se hayan multiplicado por cuatro desde 2003. La batería de medidas puestas en marcha se están difundiendo como modelos de referencia para otras ciudades por el Observatorio Europeo de Ciudades y Pueblos para Todas las Personas que recoge como buenas prácticas los planes de accesibilidad desarrollados.

Comentarios