Fomento...¿qué fomento?

Luis Laiglesia

El área de Fomento del Ayuntamiento de Huesca ha presentado deficiencias desde su puesta en funcionamiento. Si de verdad se apuesta por una materia en cualquier institución lo primero que hay que hacer es dotarla de personal cualificado que la pueda gestionar en el día a día, y eso es algo que el consistorio oscense no ha hecho hasta la fecha.

Con esas bases no es de extrañar que nos encontremos en la situación actual, en la que empresa que se acerca al Ayuntamiento de Huesca a preguntar por un suelo donde asentarse se encuentra con el no o con la callada por respuesta.

Es descorazonador hablar con los agentes sociales que están representados en el Instituto Municipal de Fomento. Todos se quedan asombrados de la manera de proceder de la clase política oscense, la cual no duda en utilizar como arma arrojadiza las deficiencias de un organismo por cuya presidencia han pasado PP, PSOE y PAR.

Porque este último extremo no debería olvidarlo el gobierno municipal, pero tampoco la oposición. Aquí ninguna formación política puede sacar pecho, porque los resultados han sido nulos en materia de empleo y activación económica, pero tampoco ninguno puede pedir muchas cuentas a quien ahora gestiona lo que se ha mostrado inoperante desde su nacimiento.

Y luego está la situación real a día de hoy. Que Huesca tiene deficiencias en materia de suelo industrial es una evidencia tan clara como que cada mañana sale el sol, y el no querer reconocerla significa hacer un flaco favor a la ciudad.

Lo primero que hay que hacer para solucionar un problema es reconocerlo, luego diagnosticarlo y finalmente aplicar el remedio. Pues en este aspecto no hemos llegado ni al primer estadio, ya que estamos más pendientes de lo que aparece en los medios de comunicación y como contrarrestar la evidencia que en paliar una necesidad de la ciudad.

Esta próxima semana el Gobierno Local junto a la CEOS presentará un listado de empresas que quieren asentarse en PLHUS, pero hasta que la plataforma, proyecto del Gobierno de Aragón y no del Ayuntamiento de Huesca, sea una realidad, pasarán, a buen seguro, dos o tres años más.

Entonces, pregunto: ¿qué se ha hecho en materia industrial en los últimos 15 años en una ciudad, que ha sufrido una crisis industrial que ocasionó la pérdida de más mil puestos de trabajo? ¿Qué ha hecho en materia industrial una ciudad que ha visto cómo se cerraba un cuartel, el otro se quedaba con la mitad de sus efectivos, se trasladaba una cárcel y se cerraba el Banco de España?¿Qué ha hecho en materia industrial una ciudad que ha visto cómo potentes industrias se deslocalizaban?

Supongo que no les será muy difícil encontrar la respuesta.

Comentarios