Casi 3.000 latinoamericanos celebran una jornada de confraternización en Torreciudad

Unas 2.600 personas latinoamericanas inmigrantes en España se reunían este domingo para festejar el VI Encuentro de los Pueblos de América en el santuario oscense de Torreciudad. Este santuario acoge anualmente a millares de familias de todo el mundo que peregrinan para rezar siguiendo la tradición del lugar, ante una imagen de la Virgen del siglo once, y pedir por sus necesidades y seres queridos.

Este domingo, el turno correspondía a las centenares de familias de las numerosas comunidades hispano-hablantes residentes en España, con motivo de la sexta edición de esta jornada multicolor de razas y culturas. A la cabeza de la convocatoria estaban algunos de los representantes diplomáticos con delegación en nuestro país como los embajadores de México, Nicaragua y Perú, acompañados del Cónsul de Panamá y Vice-Cónsul de la República Dominicana.

El rector de Torreciudad, Javier Mora-Figueroa, resaltaba que el encuentro surge con el objetivo de reforzar los lazos culturales entre España y Latinoamérica, valiéndonos de la riqueza y diversidad cultural existente en ambos continentes.

Los distintos actos de esta convocatoria en Torreciudad tenían lugar dentro de un ambiente festivo y de hermanamiento, en el que destacaba la confraternización y colaboración entre los asistentes.

El país con mayor representación en el acto era, con diferencia, Ecuador muy seguido de una nutrida agrupación de peruanos y colombianos. La mayor parte de ellos procedían de aquellas poblaciones aragonesas y catalanas próximas al centro de peregrinación, conduciendo sus propios vehículos y furgoneta multiplazas. Aquellos que provenían de ciudades más lejanas como Granada, Logroño, Madrid o Navarra realizaban el viaje en alguno de los veinte autobuses organizados para la ocasión.

Especialmente emotivo era el momento en el que las familias realizaban las ofrendas a la Virgen, depositando sobre el altar de la iglesia banderas de los diferentes países, frutos y productos típicos de sus regiones y hasta camisetas, gorros y otros atuendos de vestir.

Al mediodía tenía lugar el festival de la música latina, en el que grupos como Itipacha, Guarmi Llacata y Galápagos ponían la nota folclórica bailando danzas y canciones tradicionales de Nicaragua, Perú, Ecuador y Colombia.

Comentarios