Emilio Lamata del C.C Aragonés se adjudica el VII Trofeo Villa de Larrés

Este sábado a las cuatro de la tarde se daba el pistoletazo de salida del VII Trofeo Ciclista Villa de Larrés- Memorial Javier Lacasta, para categoría cadetes, incluida en los Juegos Escolares de Aragón. La carrera se celebro en un circuito de 7,7 km al que los ciclistas dieron 7 vueltas para completar un total de 54 Km.

En la línea de salida se presentaron 26 corredores representando a los clubes de todo Aragón

13 participantes del C.C. Oscense – Lasaosa Citroen

4 corredores del C.C. Bilbilitano – Frutas Jesús

4 corredores del C.C. Aragonés – C.A.I.

4 corredores del P.C. Edelweiss- Pirenarium

1 corredor del 5C Union Bikes de Alcañiz

Esta carrera es tradicional en el calendario aragonés, por lo que congregó a gran cantidad de público en los alrededores del circuito, que situados en los repechos, animaron en todo momento a los corredores. En la segunda vuelta se forjó la escapada que a la postre sería la definitiva, mientras tanto el pelotón rodaba agrupado con labores de estrecha vigilancia entre los jefes de fila de los equipos.

En un tirón del grupo al paso de la tercera vuelta, llegaron a estar a tan sólo 8 segundos de los escapados, así parecía que la escapada inicial estaba agotada y de hecho sus dos componentes se dieron la mano dando por bien hecho su trabajo. Pero el grupo volvió a ralentizar la marcha, los equipos Oscense y Aragonés que llevaban escapados daban por buena su fuga. Así las ventajas fueron en aumento, hasta alcanzar los dos minutos.

Así se llegó al final y en un apretadísimo sprint, Emilio Lamata entró vencedor y a un tubular lo hacia Jairo Labarta del Club Ciclista Oscens. El primer grupo hizo su llegada a 1 minuto 50 segundos, y en un vistoso sprint se hizo con el tercer lugar Daniel Iglesias de la Peña Ciclista Edelweiss.

En la entrega de trofeos, el primer clasificado ofreció su ramo de flores a los padres de Javier Lacasta, ciclista en cuya memoria se celebra esta carrera, componente de la P.C. Ciclista Edelweiss, natural de Larrés, que hace unos años falleció atropellado por un automóvil cuando entrenaba en bicicleta, preparando su participación en la Quebrantahuesos.

Fue decisiva la colaboración de todos los componentes de la Guardia Civil, tanto rural como de Tráfico, para contribuir a la seguridad de ciclistas y permitir la circulación de vehículos. Para la organización de la carrera se dispuso de: 5 coches para árbitros y señalización, 1 furgoneta de apoyo, 150 conos para señalizar la carretera general, 15 voluntarios. El Centro Cultural de Larrés colaboró con la entrega de trofeos a los campeones.

Comentarios