El Peñas Cai Huesca no arroja la toalla

Aunque ha sido duro el palo que ha recibido el equipo al no poder ganar ninguno de los dos partidos en Huesca al Orense y haber conseguido ya la clasificación para las semifinales de la competición, los peñistas afrontan ahora el reto de tener que ganar de nuevo en el Pabellón Paco Paz de Orense, donde ya consiguieron las dos primeras victorias de este play-off. Esta claro que ahora la eliminatoria está al 50 por ciento y que habrá que hacer un esfuerzo importante ante un rival que se ha recuperado moralmente tras vencer en Huesca los dos partidos.

El encuentro del viernes, a las 21 horas, es una buena ocasión para los peñistas demuestren también que lo realizado durante toda la temporada no ha sido por casualidad. Muchas claves han analizado los técnicos sobre lo que ha podido suceder en los dos partidos en el Palacio de los Deportes y está claro que el Peñas Cai Huesca no puede repetir un porcentaje tan ridículo en triples con 5 de 33 intentos, ni los gallegos estar tan acertados ante el aro peñista como lo han estado.

La presión para estar en semifinales es para el Orense puesto que el Peñas ha cumplido en esta temporada por encima de las expectativas, eso no significa que no se vaya a tierras gallegas con la intención de ganar y seguir soñando con el ascenso a la liga LEB-1. El responsable del área deportiva del club oscense, José María Fumanal, lo tiene claro: “Estoy seguro que vamos a amargarles la fiesta en Orense. Ahora hay que recuperar a los chavales y pensar también que nos triplican en presupuesto y tiene jugadores uno por uno de gran calidad y que han jugado en categorías superiores, pero que a nadie le queda la menor duda que iremos allí y le amargaremos la fiesta”.

Fumanal lamentaba también que no se hubiera ganado en Huesca ya ese tercer partido. “El ambiente fue fenomenal y a mí se me caían las lagrimas de ver a la afición volcada con el equipo el viernes y el domingo. Los técnicos y jugadores lo pusieron todo, pero no fue posible. La precipitación y las ganas de ganar, lo pudimos ver en algún jugador, fue también un factor importante”.

El equipo está preparando el quinto encuentro de este viernes. El jueves de nuevo largo desplazamiento hasta Orense para intentar conseguir el triunfo y seguir adelante en la competición. De no ser así, se habrá cumplido con creces con lo previsto al principio de temporada y el equipo podrá regresar con la cabeza alta de haber completado un año sensacional y de haber puesto la primera piedra para que el baloncesto en Huesca recupere el esplendor de años pasados.

Comentarios