Cientos de altoaragoneses, pendientes del proceso abierto con Afinsa y Forum Filatélico

Huesca y Barbastro cuentan con sede del grupo AFINSA. Esta entidad y Forum Filatélico se encuentran pendientes del proceso abierto por el Juzgado de la Audiencia Nacional. Cientos de altoaragoneses son clientes de AFINSA, firma que quiere transmitir a sus clientes y empleados un mensaje de tranquilidad, añadiendo que se garantizan todos y cada uno de los compromisos adquiridos con los clientes. La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (AICAR-ADICAE) comienza a agrupar a los afectados, para actuar conjuntamente. La Confederación de Asociaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) se va a personar como acusación particular.

AFINSA asegura que "todos los sellos que compra y vende AFINSA a sus clientes son auténticos", y que "la compañía está haciendo frente con total normalidad a todos los compromisos adquiridos con sus clientes". Esta firma añade que "las cuentas de la compañía están auditadas y presentadas en el Registro;... actualmente todos los bienes de la compañía están asegurados;... AFINSA coopera con las autoridades con total transparencia y disponibilidad".

AICAR-ADICAE, por su parte, reconoce que los perjudicados colapsan las líneas telefónicas de la Asociación, que recomienda recopilar toda la documentación y justificantes de los pagos realizados y agruparse en torno a ADICAE para recibir la información del desarrollo del problema y actuar conjuntamente. Esta Asociación añade que "pese a las reiteradas advertencias y peticiones planteadas por ADICAE a las autoridades nacionales y europeas para regular el sector de la inversión en valores filatélicos, no existe ningún Fondos de Garantía que resarza a los perjudicados ni regulación específica". El teléfono de ADICAE en Aragón es el 976 39 00 60.

La Confederación de Asociaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios se personará como acusación particular en la causa abierta contra Forum Filatélico y AFINSA. Exigirá las responsabilidades penales que corresponda y la satisfacción de las civiles, para evitar cualquier quebranto económico de los miles de pequeños inversores. CEACCU ofrece sus asociaciones para atender a los posibles afectados.

Según fuentes judiciales, la supuesta estafa consiste en ofrecer a los inversionistas una rentabilidad del 6 por ciento anual, sobre la base de la adquisición de sellos y la promesa de que su revalorización en el mercado avala esta rentabilidad. Los investigadores aseguran que, dada la amplitud de la presunta estafa, no hay tantos sellos con valor filatélico en el mercado.

Los perjudicados son pequeños ahorradores que invertían en torno a 300 euros ante la promesa de unos intereses muy superiores a los que ofrecen las entidades de ahorro. Sería una estafa piramidal, en la que los altos intereses prometidos a unos inversores se pagan con las aportaciones de los últimos que entran en la cadena y no con la revalorización prometida.

Según fuentes de la Fiscalía Anticorrupción, los supuestos delitos cometidos por los autores de la estafa serían blanqueo de dinero, insolvencia punible (no tener dinero como seguro ante cualquier imprevisión), administración desleal (traficar con el dinero a espaldas de los inversores), falsedad en documento privado y delitos contra la Hacienda Pública (no pagar los impuestos).

Comentarios