CHA pide a Elboj que ponga en marcha el Plan de las Riberas del Isuela y Flumen

El Ministerio de la Presidencia ha confirmado a Chunta Aragonesista que las actuaciones previstas son exclusivamente para el Río Isuela y tienen un importe aproximado de 180.000€. Los nacionalistas exigen que se recupere el “Plan de Riberas” y que el Ayuntamiento de Huesca negocie con el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medioambiente los mecanismos de financiación suficientes para tal actuación.

 

 

Dice CHA que la degradación de los tramos de los ríos Isuela y Flumen a su paso por el término municipal de Huesca, a pesar de constituir uno de los más valiosos ecosistemas de la zona por la existencia de importantes especies de fauna y flora, es un asunto de competencias compartidas entre el Ayuntamiento de Huesca, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio Ambiente del que se lleva hablando seis años. Sin embargo el interés de las dos últimas administraciones por el tema es escaso seguramente porque también lo es el de Fernando Elboj, dicen los nacionalistas, a pesar de que el 30 de octubre de 2003, a instancia de CHA, el Ayuntamiento Pleno aprobó de forma rotunda impulsar la recuperación integral de las riberas de los dos ríos, tal y como estaba concebido en el anteproyecto que se había redactado y el Alcalde de Huesca había presentado como segura. Sin embargo tal recuperación se ha visto reducida a actuaciones inmediatas en el parque del Isuela, y, según palabras del Alcalde, también se actuará en el cauce del Isuela al norte de las Miguelas y en la zona de los sotos al sur del casco urbano.

 

El pasado19 de abril el Ministerio de la Presidencia informó formalmente al Diputado de CHA en el Congreso, José Antonio Labordeta, que a lo largo del presente año está previsto realizar por la Comisaría de Aguas de la CHE obras de acondicionamiento ambiental del río Isuela en Huesca por un importe aproximado de 180.000 €. En lo que concierne al río Flumen no hay ninguna actuación prevista.

Desde Chunta Aragonesista se exige recuperar el “Plan de Riberas” y negociar con el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medioambiente los mecanismos de financiación suficientes. Es un buen proyecto para la ordenación y mejora de Huesca que restaura nuestro entorno más tradicional y proporciona calidad de vida; contempla actuaciones interesantes como la Casa del Agua o la educación ambiental alrededor de ella, la huerta y los espacios de ribera y tienen la ambición de crear auténticos corredores de vida y ocio sobre los ejes de nuestros ríos. Cada vez se ve más claramente lo vacías de las propuestas de Fernando Elboj y su Equipo de Gobierno para aprovechar la EXPO o convertir a Huesca en referencia de políticas medioambientales. Tan sólo las políticas de ladrillo y ornato parecen motivar su calendario político, aseguran los nacionalistas. Mientras tanto la Ordenanza Solar lleva años durmiendo el sueños de los justos, la Agenda Local 21 no sabemos si verá la luz y el compromiso plenario, que el PSOE se enorgulleció de proponer, de adhesión de la ciudad de Huesca a la Red de Ciudades por el Clima se ha quedado, como temimos en su momento, en papel mojado, concluye Miguel Solana.

Comentarios