Jean Van de Velde y Raphaël Jacquelin se impusieron a José María Olazábal y Miguel Ángel Jiménez

 

La pareja formada por los franceses Jean Van de Velde y Raphaël Jacquelin se impusieron a José María Olazábal y Miguel Ángel Jiménez, en un Skings Game celebrado con motivo de la inauguración de Margas Golf, el campo diseñado por Olazábal en Sabiñánigo.

 

Había 500 euros en juego en cada uno de los seis primeros hoyos, 1.000 euros en cada hoyo del siete al doce, y 1.500 euros del 13 al 18. Al final, los franceses sumaron 10.500 euros y la pareja española 7.500, y ambos cheques fueron entregados a dos ONGs: Los Hermanos de la Cruz Blanca de Huesca, dedicados a la atención a colectivos en exclusión social con enfermedades como el sida o la droga, y la Fundación Juan Bonal de Sabiñánigo, que destinará la recaudación a un proyecto de una granja-escuela en Bolivia.

 

La jornada comenzó con una rueda de prensa de los cuatro campeones, que estuvieron acompañados por Javier Sancerni, Director General de Hoyo Ene, la nueva empresa del Grupo Nozar que gestionará los proyectos de golf, y Javier Chavarría, gerente de Margas Golf.

 

José María Olazábal señala sobre el campo de Margas Golf que “esta finca tiene una particularidad que la hace diferente a otras, está dividida en dos plataformas que ha sido el mayor problema a solventar. En breve se instalará una cinta mecánica que será un alivio, y no se notará el desnivel que se ha mantenido por adaptarnos a la orografía del terreno. El hoyo dos es el que más representa el campo, rodeado de margas, a las que nos tuvimos que ceñir como buenamente pudimos; es un par cuatro corto que te tienta a tirar de uno a green, pero tienes que dar un golpe francamente bueno para birdie e incluso eagle, si no, más vale que tires a un sitio para asegurar. También son hoyos clave el cuatro, once y doce”.

El jugador añadía que “puede parecer un poco largo, pero debido a la altitud y el clima seco la bola vuela más. Hoy lo inauguramos, pero las calles se pueden hacer un poco más anchas. En el Real Club de Golf de Sevilla hicimos los greenes pequeños, que es lo que siempre procuro hacer, que sean un reto, sin embargo aquí son un poco más generosos, lo importante es dejar la bola en cierto lado del green. Esta es una zona privilegiada, las veces que he visitado la obra me ha gustado mucho; la variedad de los paisajes a lo largo del recorrido es increíble, la zona del río Gállego –que entra en juego en dos o tres hoyos y los va a hacer muy amenos, entretenidos-... creo que la gente disfrutará del entorno. Hay algunos hoyos francamente duros, el más difícil, incluso para nosotros, es el hoyo diez, ahí hemos puesto seis tees, desde el de atrás del todo hay 480 metros, es un par cuatro, y sin viento puedes jugar un buen drive y hierro tres. Los pares tres están todos muy bien, hay muchos hoyos buenísimos”.

Olazábal también habló de la temporada: “Estoy muy satisfecho con la temporada, fallé tres cortes pero el resto ha estado bien, con buenos resultados y muy satisfecho. Intentaremos mantener ese nivel todo lo que podamos, a medida que vayamos jugando iré cogiendo la forma otra vez. Hay que estar lo mejor posible para la serie de torneos fuertes que viene ahora, ir cogiendo confianza, que es una de las claves. Me he tomado cinco semanas de descanso y ahora estoy bastante oxidado, ya veremos, no he entrenado mucho las tres primeras semanas, me quedan dos y empezaré a entrenar fuerte. Al principio de temporada jugué diez de doce semanas, psicológicamente me encuentro bien ya que el comienzo ha sido bueno, pero hay un poco de cansancio físico y mental, entre comillas”.

 

Sobre el US Open, Open Británico dijo:“Sabemos lo que nos vamos a encontrar en el US Open, calles estrechas, un rough mortal y uno de los campos más largos de los Grandes. No voy a jugar el campo del Open Británico antes del torneo”. Sobre la Ryder Cup: “Ian Woosnam es el capitán del equipo y toma las decisiones, yo no soy quién para decir si están bien o mal, habrá que respetar su decisiones, luego veremos cuáles toma, si son adecuadas y si salen bien. Él tiene que llevar a los doce mejores jugadores y punto, con eso solucionamos todos los problemas, tienen que ser los doce que mejor estén jugando, sea en Europa, en Estados Unidos o en la luna si hay que traerse al jugador desde allí.

Por supuesto me hace ilusión volver a jugar la Ryder Cup, las dos últimas no las he podido jugar y las he tenido que ver por televisión, pero no ha hecho falta que estuviese, lo han hecho muy bien. Es un evento diferente, existe el espíritu de equipo, no jugamos individual como hacemos siempre, estás con los compañeros, compites, sufres igual que todos ellos. El día que la Ryder Cup se juegue por dinero perderá el espíritu que tiene”.

 

Un asunto que está levantando polemica es ver a las mujeres compitiendo con los hombres: “Si se ganan el puesto a través de las previas, como en el US Open o el Open Británico, no tengo problema, se lo han ganado por derechos propios y en ese caso sí, pero a través de una invitación no me parece justo. Al final juegan uno o dos torneos y hay personas que han trabajado más duro que ellas, no lo han podido hacer y se están jugando su carrera. En las últimas previas del US Open se han hecho un montón bajo par y los campos no han sido fáciles”.

 

Miguel Ángel Jiménez comentó sobre el campo Margas Golf: “Viendo el jugador que ha diseñado el campo todo el mundo ya sabe cómo va a ser, todo lo que he oído han sido elogios. Chema diseña campos buenos como Sevilla, Costa Ballena..., todos constatan la clase de jugador que es. El campo es una maravilla y el paraje es muy bonito, está a la altura que me esperaba. Es un campo donde hay que emplear casi todos los palos de la bolsa y hoy en día se hacen pocos campos así, cuando encuentras uno como este, se agradece”.

 

Jiménez habló también del Masters de Augusta: “El Masters fue emocionante por parte de los dos, de Chema y mía, la pena fue la primera vuelta de José María que le privó de alzarse con el título, los otros tres días desarrolló un golf de altura. Por mi parte fue impresionante, estuve liderando parte del último recorrido pero al final no nos pudimos llevar el gato al agua. Está claro que ese buen resultado repercute en el Orden de Mérito y se van cumpliendo los objetivos a largo plazo; ahora empieza la parte dura del circuito y hay que tratar de meterse en el equipo de la Ryder Cup”

 

Jean Van de Velde y Raphaël Jacquelin comentaron que “el campo es muy bueno, fantástico y te ofrece muchas opciones. Los greenes son de calidad y están en muy buenas condiciones, pero son difíciles si no la dejas en la zona buena y cerca de la bandera. Nos hemos divertido mucho, ha sido un día estupendo y un honor poder compartirlo con José María y Miguel Ángel”.

 

Jean Van de Velde, sobre las mujeres en torneos masculinos: “El problema de esto no es el hecho de jugar juntos, el problema está en que ellas sí pueden venir a jugar nuestro Tour y nosotros no podemos ir a competir al femenino. El Open Británico es el único torneo con reglas propias y ellas las tienen bien definidas, “hombres no”, mientras que nosotros no tenemos esa regla que se lo impida a ellas.

Y, luego, hay muchas cosas que se deberían tener en consideración, por ejemplo, imaginaos que un día sale una jugadora española buenísima y gana el Open de España, luego juega el Open de Francia y también lo gana, hasta podría clasificarse para la Ryder Cup, ¿jugaría la Ryder Cup? No sabemos qué pasaría con nuestro Tour, qué consecuencias podría tener, habría que estudiarlo y ver todo lo que podría suceder después. Yo jugué un torneo en Australia con Laura Davies y, como he dicho antes, esto va en un solo sentido, ellas pueden participar con nosotros y no al contrario. Comprendo el punto de vista económico, el interés que puedan tener los patrocinadores, pero no comprendo por qué no hay igualdad en los dos sentidos. Otra cosa es que el individuo quiera hacerlo o no, que decida o no participar, pero creo que todos deberíamos tener la oportunidad de poder decidir, como tienen ellas”.

 

Comentarios