El IEA prepara tres exposiciones de Lastanosa y la Universidad de Huesca

El Instituto de Estudios Altoaragoneses tiene previsto organizar el año que viene tres exposiciones monográficas sobre los Lastanosa y la Universidad de Huesca. Ello conllevará una importante labor de recuperación patrimonial, un congreso internacional y la publicación de diversos textos, entre otras cosas.

La Comisión Asesora del Instituto de Estudios Altoaragoneses se reunió el pasado lunes y habló de los proyectos futuros de la institución, destacando las gestiones realizadas en torno al Proyecto Lastanosa, que han comenzado a dar sus frutos con la publicación en el BOA de 26 de abril del Anuncio de licitación de la restauración de la capilla y cripta de los Lastanosa en la catedral de Huesca.

La Comisión también repasó los sacados adelante desde que se reunieran por última vez. Así, se citaron las Jornadas Franco-Españolas de Tradición oral, el ciclo de conferencias sobre el 23-F, la conferencia sobre Ramón J. Sender y el judaísmo, el viaje a Zaragoza para visitar el foro, el puerto fluvial, las termas y el teatro romanos y a Pamplona para visitar la exposición “La edad de un reyno: Sancho el Mayor y sus herederos”, el ciclo de primavera “Los seres vivos y la erosión”, la colaboración en la VI muestra de cine realizado por mujeres y con el Máster en Museos, el seminario “La reproducción digital del patrimonio fotográfico y documental: técnicas, normas y problemática”, las Jornadas sobre Cárceles franquistas y campos de concentración en España y las V Jornadas de Ingeniería Rural: Olivo: cultivo, recolección y transformación industrial.

También se recordó la publicación de “Folclore y tradición”, de Enrique Capella, “Plurilingüismo y escuela en Aragón. Un estudio sobre las actitudes ante las lenguas aragonesas y las lenguas extranjeras”, de Ángel Huguet, los números 19 y 20 de la revista de arqueología Bolskan, el número 12 de la revista de ciencias Lucas Mallada, y la tercera edición de la guía “El arte románico en el Alto Aragón”, de Manuel García Guatas.

Comentarios