Ibercaja entre las principales entidades según la calificación de standard& poor’s

Standard&Poor’s ha confirmado la calificación crediticia otorgada a Ibercaja, según el último informe publicado por la agencia de ráting. Esta calificación, A+ para los compromisos financieros de la Entidad a largo plazo y A-1 para los de corto plazo con perspectiva estable, es la máxima a la que pueden aspirar las entidades financieras internacionales con un tamaño similar al de la Caja. De acuerdo con la escala de valoración de esta agencia, Ibercaja mantiene un ráting superior al medio de las entidades financieras calificadas, tanto a nivel nacional como internacional. A modo de ejemplo, en el momento actual, la calificación crediticia de Ibercaja es la misma que La Caixa, Caja Madrid, el Banco Santander Central Hispano o Banesto.

Entre las principales fortalezas indicadas en el informe destaca la posición de liderazgo en los mercados de Aragón, La Rioja y Guadalajara, la excelente calidad y gestión de activos, la fortaleza y solvencia financiera y el éxito en la gestión del proceso de expansión hacia un modelo de Caja nacional.

Asimismo, el informe respalda el desarrollo de las líneas de trabajo que se diseñaron en el Plan Estratégico 2005-2007 y que van destinadas a lograr un crecimiento equilibrado, la diversificación de las fuentes de negocio, la excelencia en la calidad de servicio al clientes y la mejora permanente de la eficiencia. La agencia considera necesario el avance en el incremento de la diversificación geográfica, el crecimiento en las líneas de negocio de empresas y financiación al consumo, el incremento de los ingresos de las partidas de productos no financieros y la diversificación de la base de clientes.

La agencia destaca que el fuerte crecimiento experimentado por las inversiones destinadas a financiar la adquisición de vivienda de particulares, se está haciendo compatible con una mejora de calidad de los activos crediticios, lo cual se ha materializado en una progresiva reducción del índice de morosidad hasta situarse en el 0,54%. La Caja ha sabido compensar el fuerte deterioro de los tipos de interés y de los márgenes con un fuerte crecimiento del volumen de actividad, un riguroso control del crecimiento de los gastos y una acertada gestión de las políticas de precios. Por último, también destaca la buena gestión de activos realizada en los mercados de capitales.

El mantenimiento de la calificación crediticia es una noticia muy favorable para Ibercaja ya que, por un lado, supone el reconocimiento externo y del mercado de la capacidad de gestión del negocio y refuerza la orientación estratégica de Ibercaja y, por otro, contribuye a favorecer el acceso de la Entidad a la financiación de los mercados de capitales internacionales, financiación muy necesaria para apoyar el proceso de crecimiento que estamos abordando.

Comentarios