Acondicionamiento de la ermita de Nuestra Señora del Pueyo de Acumuer

Un grupo de voluntarios de Alcoa Sabiñánigo lo llevan a cabo este sábado por la mañana de nueve a una de la tarde, junto con la colaboración de los vecinos de esta población del municipio serrablés. Esta jornada solidaria se encuadra dentro de los planes Acción de Fundación Alcoa, programa de fomento del voluntariado de sus empleados, por el que la empresa de aluminio donará 3.000 dólares a la asociación organizadora.

El paraje donde se va a trabajar, es en el que se celebraban romerías desde el siglo XVII, y desde el que se ofrecen espléndidas vistas al valle del río Aurín, está en la actualidad completamente abandonado. Los empleados de Alcoa y vecinos del entorno dedicarán la mañana del sábado a recuperarlo: cortarán las hierbas crecidas, limpiarán la zona y podarán los matorrales.

Esta iniciativa parte de la Asociación de Vecinos de Acumuer, que sufrió un importante proceso de despoblación, pero en los últimos años, sus habitantes, sin embargo, se han propuesto ahora rescatar del olvido antiguas tradiciones y recuperar zonas comunes, como es el caso de la ermita de Nuestra Señora del Pueyo.

La jornada se cerrará con una comida de fraternidad entre los vecinos de Acumuer y los empleados de Alcoa. Con anterioridad, los voluntarios de la planta de aluminio serrablesa, han demostrado su carácter solidario en actividades similares.

Entre el año pasado y hasta la fecha el grupo de voluntariado ha realizado labores de acondicionamiento del entorno de la ermita Santa Isabel con los vecinos de Espuéndolas.

Recuperación entre la Iglesia y el Lavadero, con la Asociación de Vecinos y Amigos de Sardas. El área de recreo parcela contigua al colegio, AMPA Colegio Puente Sardas. El Día del Árbol en el Dolmen Santa Elena de Biescas, con el Colegio Rural Agrupado Alto Gállego y plantación de árboles con la Asociación de Vecinos Barrio Santiago de Sabiñánigo.

Comentarios