Mejorar la rentabilidad económica de los agricultores es el objetivo del CITA y la Fundación Ligüerre de Cinca

Con la firma del convenio de investigación agroalimentaria por parte del Consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, y el Secretario General de la Unión General de Trabajadores de Aragón, Julián Lóriz, se hace oficial una colaboración que viene desarrollándose y que establece tres líneas de investigación agroalimentaria: Pastos y Forrajes (mielgas y exparceta), Investigación Forestal (variedades de nogales) y Fruticultura (recuperación de variedades de Frutal Autóctono).

En el ámbito de los pastos y los forrajes (línea comenzada en 2004) se estudiarán técnicas de producción de ambas especies de semillas siguiendo ensayos ya comenzados. También se realizarán prácticas de recolección de semillas directamente en el campo. En el ámbito forestal (línea comenzada en 2005) se establecerá una nueva plantación de nogales para su estudio. Por último, en el ámbito de la fruticultura (línea que comienza este año) se plantarán nuevos frutales para evaluar su comportamiento agronómico. También se instalará un vivero con nuevas variedades recuperadas de las prospecciones en el entorno de Ligüerre de Cinca.

Mediante este acuerdo, el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) se compromete, entre otras cosas, a ejercer la dirección y coordinación científica y técnica de las investigaciones. La Fundación, por su parte y entre otras cuestiones, cede las parcelas y la maquinaria agrícola de la cual dispone.

El Secretario General de UGT, Julián Lóriz, ha señalado que “este acuerdo es un paso más en el esfuerzo que UGT Aragón realiza para recuperar la agricultura en la Fundación de Ligüerre de Cinca y exportar los resultados al campo aragonés. La colaboración con el CITA garantiza el estudio de modernas tecnologías que permitan dotar de una mayor rentabilidad a las tierras que pertenecen a esta Fundación y también impulsar el sector primario aragonés”.

El Consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad, Alberto Larraz, ha explicado que “el objetivo último es lograr que la población activa agraria y el resto de la población rural obtenga una mayor rentabilidad económica y, como consecuencia, una mejor calidad de vida”.

Comentarios