Brillante clausura de las I Jornadas Sobre la Violencia en el Deporte

Durante tres días Huesca se ha convertido en un foro interesante sobre una situación que lamentablemente cada vez es más habitual como es la violencia en el deporte. Durante estos días, en las ponencias y mesas redondas, ha quedado claro que hay soluciones para erradicar esta violencia como han expuesto muchos de los participantes en estas jornadas.

Se han abarcado diferentes puntos de vista y de personas que de alguna u otra forma están vinculadas al deporte como directivos, psicólogos, catedráticos, medios de comunicación, árbitros, jugadores o políticos que han puesto su grano de arena durante tres intensos días.

Entre algunas de las primeras conclusiones destaca que hay que educar a los niños desde sus inicios en el deporte, que hay que intentar erradicar esa violencia tanto dentro como fuera de las instalaciones deportivas y que primar el juego limpio, las campañas de concienciación y la prevención son otros puntos importantes.

La idea ha sido llevada a cabo por el colegio de árbitros de fútbol de Huesca que ha trabajado con todos sus miembros durante varios meses para que esta iniciativa haya sido una realidad en colaboración con las instituciones públicas que se han volcado con las I Jornadas Sobre la Violencia en el Deporte y que han garantizado su apoyo para el futuro.

La respuesta del público ha sido buena con estudiantes universitarios a los que se les han concedido créditos de libre elección. La colaboración de la Universidad de Zaragoza ha sido fundamental en esta primera edición y se espera que continúe en próximos años para dotar de un mayor contenido a estas jornadas.

“Huesca, ciudad observatorio de la violencia en el deporte” ha sido el slogan elegido durante estos días y ha quedado claro que la ciudad oscense puede ser un referente en este importante asunto que afecta tanto al deporte como ha otros ámbitos de la vida social. Como primer año se puede dar una aprobado y pronto habrá que ponerse a trabajar en la segunda edición.

Comentarios