Orense se lleva por delante las ilusiones del Peñas Cai Huesca en el quinto partido

No pudo ser, los oscenses cayeron en el quinto partido con claridad por 78-64 en el Pabellón Paco Paz y cierran la temporada sin poder conseguir el sueño que haber llegado a la semifinal de la competición. Un partido con el que se dice adiós a un año en el que se han cumplido las expectativas con creces marcadas al principio y que no eran otras que mantenerse en la liga LEB-2, objetivo que hace ya muchos meses que el Peñas tenía en el bolsillo.

Jugar el play-off de ascenso ha sido un premio y la lástima es que después de haber tenido la semifinal en la mano, Orense haya sido capaz de darle la vuelta a la eliminatoria que los de Carlos Lorés tuvieron con un claro 0-2. Las dos victorias en Huesca demostraron que los de Dani García tienen un buen equipo con una plantilla para ascender y que con el acierto que han demostrado en los últimos partidos han superado a un Peñas Cai Huesca que no ha estado tan brillante en el tiro exterior, que ha sido una de las claves de la buena temporada.

El partido fue igualado en el primer cuarto e incluso los verdiblancos terminaron por delante con 17-18. Empezó a dominar el COB y al descanso la diferencia era de 34-28 que ponía las cosas complicadas para los oscenses. En el tercer cuarto fue donde estuvo la clave. El parcial de Orense hizo mucho daño y al Peñas no le salía nada y la diferencia se fue a los 15 puntos en un abrir y cerrar de ojos. El 59-42 parecía un resultado difícil de levantar para los de Lorés.

El último cuarto sirvió para que la afición local festejara el triunfo y los gallegos se relajaran y cada vez vieran más cerca la clasificación para las semifinales que se certificó con el marcador de 78-64 y el 3-2 de la serie que permite al COB jugar contra el Autocid Ford Burgos en la eliminatoria directa por el ascenso a la liga LEB-1. La desolación de los jugadores y técnicos fue total al finalizar el encuentro demostrando que son los primeros que están involucrados en este proyecto.

De momento hay que descansar y hacer un análisis muy positivo de esta temporada y ponerse a trabajar para el año que viene en el que el Peñas Cai Huesca tendrá la difícil papeleta de volver a hacer un equipo competitivo para luchar en las mejores condiciones en la liga LEB-2. El buen año que han realizado jugadores importantes del equipo debe servir para seguir teniendo una base de cara al futuro, aunque posiblemente será difícil la continuidad de algunos ante las ofertas que puedan recibir. Ya habrá tiempo para hablar y pensar en ello.

Comentarios