Las vivencias y emociones han marcado el Encuentro nacional de esquiadores-escaladores de la Guardia Civil

Jaca ha acogido este fin de semana el I Encuentro nacional de esquiadores y escaladores de la Guardia Civil. El objetivo ha sido realizar una jornada de convivencia de los guardias civiles que hace 40 años comenzaron los cursos de esquí en la zona de Col de Ladrones de Canfranc. En la actualidad los grupos de rescate en montaña que están en Aragón, están considerados como uno de los mejores del mundo.

El encuentro ha estado marcado por las emociones, vivencias y recuerdos. El acto central estuvo presidido por el Primer teniente de alcalde del ayuntamiento de Jaca, Juan David Vila y los generales de la guardia civil, Fernando Abós y José Ignacio Laguna.

El general Fernando Abós, en el año 82 puso en marcha en Candanchú el CAEM, la Escuela de montaña de la Guardia Civil. Para el general Abós este encuentro ha sido una jornada muy feliz que ha servido para rememorar vivencias y experiencias de tiempos pasados. En la actualidad, los grupos de rescate que hay en Aragón, con el servicio medicalizado son uno de los mejores del mundo

José Ignacio Laguna, general de división, Jefe de las Unidades Especiales y de reserva, ha destacado que en los últimos años han cambiado los materiales y las personas, pero el espíritu de servicio sigue siendo el mismo, resaltando el alto nivel de preparación de los equipos de rescate.

El pionero y veterano de este encuentro ha sido Custodio Allue, que tiene 98 años y vive en Jaca. Custodio Allué es teniente honorario de la Guardia Civil . En el año 34 realizaba como instructor, en la zona de Rioseta, los primeros cursos de esquí. Los Guardias Civiles llegaban de Tremp, en Lérida, y se alojaban en Col de Ladrones, en Canfranc. Durante 20 días realizaban un curso intensivo de esquí.

Todos los asistentes a este encuentro ha mostrado su deseo de volver el año que viene a Jaca, para continuar con una segunda edición.

Comentarios