La Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto de Jaca celebra San Isidro

La Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto, junto con los agricultores de la zona, ha celebrado la festividad de San Isidro con los actos tradicionales en Jaca. La semana pasada se celebraba en la parroquia de Santiago el triduo en honor a San Isidro.

Los actos han comenzado con la misa en la parroquia de Santiago, con la tradicional ofrenda de flores y frutos al Santo. Seguidamente se ha realizado la procesión desde la parroquia de Santiago, siguiendo por las calles Ferrenal, Ramón y Cajal, Mayor, Carmen, Ramiro I y Coso, finalizando de nuevo en la Iglesia de Santiago. Un año más se ha contado con la participación de los Danzantes de Santa Orosia y mozos y mozas labradores ataviados con sus trajes típicos regionales. Los actos finalizan con la comida de fraternidad.

Enrique Deito, de la Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto, ha destacado que se trata de una jornada de convivencia para los agricultores, en la que cada año se cuenta con una buena participación.

Por el momento en este ecuador del mes de mayo la cosecha del cereal en el Pirineo va bien y se espera que sea una cosecha normal. No obstante el juez final son los próximos 30 días, donde deberíamos tener lluvias en estos días de mayo y calor, no demasiado intenso, en la primera quincena de junio. El mes de mayo, según los datos estadísticos de los últimos 30 años es el de mayor pluviometría del año superándose los 100 litros de agua por metro cuadrado. El pasado mes de abril tuvimos menos precipitaciones de las habituales.

La festividad de San Isidro, patrón de los agricultores, sirve para hacer balance del estado de la cosecha. Alberto Valdelvira, técnico en agricultura y ganadería ha señalado, que de momento la cosecha va bien. Todo apunta a que tendremos una cosecha normal, aunque habrá que esperar que el tiempo acompañe en los próximos días.

En la zona pirenaica la cosecha suele comenzar en los campos de la Canal de Berdún, en la mitad de junio. En la zona del campo de Jaca la cosecha comienza a finales de junio, y en los valles pirenaicos las maquinas entran en los campos en el mes de julio.

Comentarios