Cartas al Director: “ Perdone Sr. Alcalde que no me levante”

Amado Cancer Casanova

Parodiando a Groucho, eso tendremos que poner los vecinos de HARINAS PORTA en nuestra lápida, tras la muerte del derecho que nos asiste a vivir sin miedo, el día que autorice la reapertura de la fábrica.

¡Que película hubiera podido hacer Berlanga de haberle conocido!...

“Como alcalde vuestro que soy, os debo una explicación, y esa explicación que os debo, …NO os la voy a dar…”.

Ahora resulta que también le falta valor para enfrentarse a los trabajadores. El trato que les dispensa empieza a parecerse al de los vecinos. Más que falta de una actitud democrática, lo suyo se ha convertido en una falta de educación. ¿Eso enseñaba UD. cuando ejercía?..., al menos por este lado hay compensación. ¡¡ Lo que ha perdido la política con su llegada, lo ha ganado la enseñanza con su salida.!!.

He aquí un alcalde que no habita entre nosotros. Se ha instalado desde hace un tiempo en el planeta “Elboj”, que vete tú a saber a que galaxia pertenece.

Sin duda, otro humano visitó, hace ya un tiempo, “ese planeta”, pues sólo ahí se le pudo ocurrir a mi admirado Groucho Marx esta genial frase “”La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados””, y es que, hay planetas donde la realidad y la ficción se confunden.

Ahora pide, en contra de la opinión general, nuevos informes técnicos y jurídicos. Los que obran en su poder no le gustan. Le dicen claramente que, ni puede autorizar las obras, ni reabrir la fábrica; y decide seguir buscando hasta que alguien le diga lo que desea oír, como si las Leyes cambiaran según el gabinete contratado. Gabinetes, nada baratos, que él contrata pero que pagamos todos, consiguiendo así que los vecinos nos sintamos como el famoso dicho “encima de burros apaleados”.

Ha perdido todo contacto con la realidad, se cree el sheriff de un lejano pueblo del oeste, e impone; NO la Ley, sino su Ley, a golpe de “Decreto de Alcaldía”, con el que castiga a los débiles, pero permite a quién “Porta” sangre harinosa se salte la Ley impunemente.

¡Basta ya!. Me niego a seguir buscando los extraños motivos que le llevan a no finiquitar el tema. No gaste más nuestro dinero; no pierda su tiempo; no se lo haga perder a los técnicos; no juegue con las ilusiones de los trabajadores y, sobre todo no me haga perder mas el tiempo, que tengo mejores cosas que hacer que ir educándole a en materia legislativa.

De vd., de una vez, el “Decretazo” de reapertura, que es lo que tanto ansía, y todos tan contentos: vd. instalado en su galaxia, los trabajadores vislumbrando un rayo de esperanza, el empresario partiéndose de risa, la Asociación de Vecinos, por fin, llevándole a los tribunales y Yo, a descansar que bien ganado lo tengo. Ah!, y no olvide que los alcaldes son legítimos cuando sirven a la Ley y a los vecinos, cesan de serlo al dejan de servirlos…

He comenzado parodiando a Groucho y así acabaré. ..””Nunca olvido un alcalde, pero en su caso, haré gustoso una excepción”.

Comentarios