Plaza Tarragona: Una realidad tras 30 años de reivindicación ciudadana

Hoy se abre al público la Plaza Tarragona tras 13 meses y medio de trabajos. Las obras de urbanización de lo que en su día fue un solar degradado han concluido. La plaza tiene en superficie un supermercado y un espacio ciudadano diáfano, salpicado de unos bancos singulares. En el subsuelo se extienden dos aparcamientos, uno para el centro comercial y otro privado cuyos accesos se realizan desde la propia plaza.

En la mencionada plaza se ubica un centro comercial de Mercadona, la consiguiente urbanización de la superficie del solar y 200 plazas de aparcamiento público, además de 60 plazas que pertenecen al centro comercial.

Por la mañana, este miércoles la plaza será inaugurada oficialmente. Ya por la tarde, el centro comercial abrirá sus puertas.

Desde los años 70, momento en el que se lleva a cabo la operación urbanística del entorno, el barrio había reivindicado la urbanización del solar, el cual quedó abandonado y como foco de desperdicios o, en el mejor de los casos, como aparcamiento improvisado.

Los vecinos se muestran satisfechos porque la plaza es ya una realidad, aunque se quejan de que su imagen es muy dura y echan en falta alguna zona verde.

El empresario que ha estado tras la operación que ha posibilitado el desbloqueo de la urbanización de la Plaza ha sido Antonio Bernad, quien se encargará también de la venta de las 200 plazas de aparcamiento existentes, para las que hay más de 500 solicitudes. Bernad ha explicado que los vecinos tendrán prioridad respecto a otros solicitantes y se seguirá riguroso orden de antigüedad en la solicitud para su adjudicación.

Desde el Ayuntamiento se dice que esta es parte de la gran transformación que la zona está sufriendo y va a sufrir en el futuro. Primero fue el Polígono 24, ahora llega la Plaza Tarragona y pronto el área 3, el entorno de la subestación eléctrica, constituyendo ya esta parte de la ciudad un foco de desarrollo urbanístico de primer orden.

Comentarios