Ibercaja abrirá tres nuevas oficinas en Castilla-León hasta 2007

2006013131 Amado Franco.JPG

Ibercaja ha celebrado en Salamanca, por primera vez en su historia, su Consejo de Administración y su Comisión de Control. En el transcurso de la reunión, que ha presidido Amado Franco y varios miembros del equipo directivo, encabezados por el director general, José Luis Aguirre Loaso, además de abordar los asuntos de trámite, los consejeros han conocido los proyectos específicos de Ibercaja para sus zonas no tradicionales y, en especial, Castilla-León, donde quiere culminar su dimensión nacional e implicarse en proyectos de desarrollo regional.

Tal y como ha informado el presidente, Amado Franco, Ibercaja estará presente en todo el territorio de esta Comunidad Autónoma este año 2006, con las aperturas de las oficinas de Segovia y Zamora, y tiene previsto abrir la segunda de Valladolid en 2007, para contar con una red de 16 establecimientos. La Caja aragonesa, fundada hace de 130 años, abrió su primer punto de venta y de prestación de servicios financieros en Castilla y León a principios de los noventa, con la apertura de Burgos. La oficina de Salamanca, que dirige Álvaro Jiménez, fue inaugurada en noviembre de 2004.

En estos momentos, la red de Ibercaja en Castilla y León está integrada por 13 oficinas: tres en Burgos (dos en la capital y una en Miranda de Ebro), cuatro en Soria (dos en la ciudad y otras tantas en Almazán y Olvega) y sendas oficinas en Valladolid, Palencia, León, Ponferrada, Ávila y Salamanca.

Ibercaja cuenta con una red de distribución en toda España de 1.015 oficinas repartidas en 46 provincias españolas y 17 comunidades autónomas. Tiene 4.141 empleados y es la 12 entidad financiera española y la sexta caja de ahorros. En estos momentos, Ibercaja es líder en su mercado tradicional: Aragón, La Rioja y Guadalajara, es la tercera Caja en la Comunidad de Madrid, con 175 oficinas, y casi todas las sucursales inauguradas en las zonas de Nueva Expansión tienen unos resultados de explotación positivos. Este año, tras abrir la oficina número 1.000, tiene previsto estar en todas las capitales de provincia del país, y cumplir de hecho la dimensión nacional prevista en el Plan Estratégico 2005-2007 en el que se enmarca la actual política de expansión.

Como entidad especializada en banca minorista, mercado de familias, pymes, comercio y productos de desintermediación (fondos de inversión, planes de pensiones y de ahorro previsión, con varios de ellos líderes en su sector), la actividad y el negocio de Ibercaja en Castilla y León se desarrolla de forma prioritaria con dichos segmentos de clientes. Es de destacar el importante esfuerzo que está haciendo Ibercaja en las zonas de Nueva Expansión, ofreciendo productos muy competitivos. Mención especial merece la financiación de la vivienda, tanto al consumidor como al promotor, y que se traduce en estos cuatro años de actividad Ibercaja ya ha financiado en Castilla-León más de 4.500.

Por lo que respecta a la actividad financiera, en el primer año de vigencia del Plan Estratégico 2005-2007, Ibercaja ha superado los objetivos de crecimiento que en él se establecían a fin de elevar su participación en el mercado nacional, con unos beneficios después de impuestos que alcanzaron por primera vez los 200 millones de euros.

Respecto a los resultados del primer trimestre de 2006, el volumen de actividad ha superado los 58.700 millones de euros, entre recursos gestionados de clientes e inversión crediticia, y los beneficios después de impuestos han ascendido a 69,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,20% respecto a los generados en el año 2005.

Ráting y Responsabilidad Social Corporativa

Por otra parte, la semana pasada, la agencia de ráting Standard&Poor’s confirmaba la calificación crediticia otorgada a Ibercaja,A+ para los compromisos financieros de la Entidad a largo plazo y A-1 para los de corto plazo con perspectiva estable, la máxima a la que pueden aspirar las entidades financieras internacionales con un tamaño similar al de la Caja. En su informe, la agencia destaca además el éxito en la gestión del proceso de expansión hacia un modelo de Caja nacional y la posición de liderazgo en los mercados de Aragón, La Rioja y Guadalajara, y la excelente calidad y gestión de activos, la fortaleza y solvencia financiera.

Asimismo, el informe de Responsabilidad Corporativa del Grupo Ibercaja del año 2005 ha obtenido la calificación de “In Accordance” del Global Reporting Iniciative (GRI), la máxima que otorga esa organización. Esta calificación supone entrar en el más prestigioso referente internacional para contrastar el cumplimiento de los indicadores de la Responsabilidad Social Corporativa. Ibercaja, por sus propios principios fundacionales y los valores que inspiran su actividad, aplica desde siempre los postulados de la RSC, pero ha querido ponerlos de manifiesto de acuerdo con un baremo actual e internacional. Esta calificación ha sido obtenida por 150 empresas de todo el mundo, de las cuales 48 son compañías españolas. Dentro de las instituciones financieras, tan solo nueve entidades españolas (dos bancos y siete cajas) han conseguido dicha calificación.

Goya, embajador cultural

Por otra parte, Ibercaja cuenta con una activa Obra Social y Cultural, a la que este año va a destinar 50,5 millones de euros. Las actividades en Castilla y León se centran en la divulgación del arte por medio de grandes exposiciones y en el apoyo a la formación y el ocio de los más jóvenes a través de los programa didácticos, así como la colaboración con organizaciones sociales. La obra de Goya y de otros artistas han visitado, por ejemplo, Salamanca, de la mano de Ibercaja, siempre en colaboración con las instituciones locales. También se han celebrado exposiciones en Burgos, León y Palencia. Por otra parte, Ibercaja lleva sus programas didácticos, unas actividades diseñadas para escolares de todos los ciclos educativos, de edades comprendidas entre 3 y 18 años, diferenciados para los correspondientes niveles. O conciertos, como los que ahora ofrece B vocal en varios puntos de España, incluidas ciudades de esta Comunidad.

El alcance de la Obra Social y Cultural de Ibercaja en 2005 ha quedado patente en los 495.000 usuarios que se han beneficiado de las actuaciones realizadas en los 32 centros propios, entre bibliotecas, centros culturales, salas de estudios, centros de jubilados y salas de exposiciones, que posee la entidad. Asimismo, dentro de las líneas de actuación de Ibercaja, la Obra Social y Cultural ha realizado una labor de colaboración con más de 422 instituciones, públicas y privadas, en la participación y el patrocinio de actividades en las que han intervenido 400.000 personas

Comentarios