La reforma del Estatuto en el pleno de las Cortes de Aragón

El pleno de las Cortes de Aragón se reúne este miércoles en sesión extraordinaria para tomar en consideración el texto reformado del Estatuto de Autonomía de Aragón. La Cámara deberá estudiar el documento, que se desarrolla a lo largo de nueve títulos, ciento siete artículos, seis disposiciones adicionales y dos disposiciones transitorias, y que incluye aspectos importantes, como la definición de Aragón como “nacionalidad histórica” o la gestión del agua como “competencia exclusiva”.

Esta sesión plenaria, que supondrá el pistoletazo de salida para el trámite parlamentario del texto, se iniciará con la intervención de los cinco grupos parlamentarios que suscriben la propuesta, que dispondrán de un plazo de treinta minutos en cada caso. Posteriormente, será el momento de la votación, para terminar con un turno de cinco minutos por portavoz para explicar el sentido del voto.

Entre las principales novedades del documento, además de la adición de un preámbulo que hace un recorrido histórico en torno a las pretensiones políticas de los aragoneses, se pueden destacar el reforzamiento de las lenguas como patrimonio cultural, competencias en materia de Policía autonómica, consultas populares, gestión de aeropuertos o prisiones, refuerzo de las compensaciones financieras, se reconoce el valor del TSJA en casación y revisión, y se establece la “competencia exclusiva” en la gestión del agua, por poner algunos ejemplos.

En materia de instituciones, el nuevo texto establece dos cambios, uno nominal, puesto que el Gobierno autonómico dejará de denominarse “Diputación General de Aragón” para pasar a llamarse “Gobierno de Aragón”, y otro de carácter cuantitativo, puesto que los escaños que conforman el Parlamento aragonés pueden ir de 65 a 80.

Por lo demás, el nuevo Estatuto destaca la voluntad de integración de las personas inmigrantes, facilita la cooperación de los aragoneses en el exterior, y establece nuevas relaciones con la Unión Europea.

Comentarios