La SD Huesca pide un último aliento a los aficionados

El club azulgrana ha decidido que el partido ante el Figueras sea de ‘puertas abiertas’. Es el último partido en casa y están en juego las pocas opciones que tiene el Huesca de continuar en la 2ª B y de agarrarse a la promoción por evitar el descenso. En las grandes ocasiones en los pasados años, la afición no ha fallado. En esta temporada no se ha sentido ese calor de la grada que puede en muchas ocasiones empujar al equipo a la victoria y este domingo es una de esas grandes ocasiones.

El plantilla vuelve este miércoles a los entrenamientos y está pendiente de las sanciones para ver si se podrá contar finalmente con alguno de los cinco expulsados, si bien Miguel Sola no quiere hacerse ilusiones y se plantea el partido con los 12 futbolistas que tiene disponibles, a los que se sumará Ríos, si bien no está en plenitud de condiciones aunque entrará en la convocatoria.

El portero David Pociello, señalaba a Radio Huesca Digital que hay que pedir a la afición ese último aliento. “Esperamos que la gente responda y que como sucedió el año pasado contra el Alcoyano la gente nos apoye porque eso será fundamental para ganar. Si ganamos al Figueras podemos llegar a la última jornada dependiendo de nosotros mismos y por lo menos intentar jugar la promoción”.

Este fin de semana pueden ocurrir muchas cosas, pero para el Huesca es fundamental ganar porque un tropiezo en el Alcoraz con el Figueras le podría mandar incluso a Tercera División a falta de una jornada. Los rivales no tienen partidos fáciles. El Reus visita al Levante B, el Sabadell a la Gramanet y el Logroñés al Osasuna. Es necesario que Logroñés y Sabadell no ganen para seguir teniendo posibilidades. El Huesca sabrá lo que han hecho estos equipos puesto que los riojanos juegan en Pamplona el sábado y los catalanes se enfrentan el domingo por la mañana. El encuentro del Alcoraz comenzará a las 18 horas.

Comentarios