El PIR homenajea la labor en favor de las mujeres pirenaicas de la profesora Isaura Gratacos

La comarca de La Jacetania, a través del Festival de Música y Cultura Pireinacas, PIR, ha querido reconocer la labor en favor de las mujeres del Pirineo que a lo largo de su trayectoria profesional ha realizado la profesora y doctora Isaura Gratacos, entregándole el TRUCO 2006. El galardón, creado en el año 2002 y que ya ha recaído en el cineasta Montxo Armendáriz (2002), los componentes de La Ronda de Boltaña (2003), el folklórista catalán Artur Blasco (2004) y el escritor e historiador altoaragonés Severino Pallaruelo (2005), será entregado en el transcurso del certamen, que este año celebra su X edición, en las localidades de Aragüés del Puerto y Jasa, los próximos 30 de junio, 1 y 2 de julio.

El premio, con el que la comarca jacetana quiere reconocer la labor de personas o entidades en favor de la cordillera pirenaica y su cultura, consiste en una esquila de ganado denominada Truco, proveniente del taller artesanal de Nay (Bearn-Francia), donde se fabrican desde hace ocho generaciones las esquilas que han vestido a los rebaños de todo el Pirineo central desde hace siglos. La esquila se completa con una cañabla de madera de nogal tallada por el artesano local Luis Salesa.

Es la primera vez, desde que se creó el Truco, hace ya cinco años, que el máximo galardón de La Jacetania se entrega a una persona originaria de Francia y a una mujer, con lo que, en cierta medida, se reconoce también el papel y la importancia que el género femenino ha tenido en la evolución de la cultura y la sociedad del Pirineo, según ha indicado Sergio Sánchez, coordinador del PIR.

Isaura Gratacos, profesora y doctora en Letras, ha consagrado su vida académica al estudio de la cultura pirenaica en general, y al papel de la mujer en la sociedad pirenaica, en particular. Tanto su origen pirenaico, como sus estudios en historia, geografía y prehistoria le permitieron este acercamiento etnológico a los Pirineos centrales. En 1971 comenzó su trabajo de recolecta de la cultura oral pirenaica y desde entonces hasta hoy ha grabado y conservado todas sus entrevistas, “lo que me ha permitido disponer de un corpus documental muy sólido”, señala. Todo ese trabajo cristalizó en una tesis doctoral (these d’Etat) que en 1987 realizó por la Universidad de Toulouse, de la que fue profesora titular desde 1971, sobre “La sociedad no patriarcal de los Pirineos vascones”.

Todas las investigaciones llevadas a cabo para una tesis que nunca consideró finalizada le sirvieron después para desmenuzarlas en numerosos artículos, conferencias y libros. Sus principales publicaciones son: “Fées et gestes”. Privat. Toulouse 1987 ; “Calendrier pyrénéen.  Rites, coutumes et croyances dans la tradition orale du Comminges et du Couserans”.  Privat. Toulouse. 1997; “Femmes pyrénéennes. Un statut social exceptionnel en Europe”. Privat. Toulouse. 1998 ; y participó en la redacción del “Dictionnaire des Pyrénées”. Privat 1999

Residente en la pequeña localidad de Bordes de Rivière, cerca de Saint-Gaudens, en Comminges, después de 30 años de trabajo de campo, Gratacos dispone de un material etnográfico fuera de lo común sobre poblaciones pirenaicas. Sin embargo, en los últimos años ha estado algo alejada del mundo cultural debido a una larga enfermedad terminal de su marido, que falleció recientemente. 

Las actuaciones del PIR se repartirán por el día en Aragüés del Puerto y por la noche en Jasa. Sergio Sánchez ha destacado que este año se cumple la décima edición y por ello se vuelven a traer grupos que se identifican con el festival y que han tenido un gran éxito de público. El viernes 30 de junio actuarán por la noche en Jasa El Pont d´Arcalis, Les Violines y Gadalzen y el sábado 1 de julio el concierto estrella del PIR contará con la actuación de Oskorri y Nadau.

Al margen de estos conciertos se contará con el mercado artesanal en Aragüés del Puerto, con actividades infantiles y actuaciones folklóricas a cargo de los grupos Alto Aragón de Jaca, Santiago de Sabiñánigo, Danzantes de Baztán y Rocamador de Sangüesa.

Comentarios