"2005 ha sido un año positivo, pero con lagunas", conclusión de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional en Huesca ha presentado este martes su Informe 2006, que concluye que el año pasado fue positivo en líneas generales para los derechos humanos en el mundo. Sin embargo, esta asociación denuncia "ambigüedades y promesas incumplidas".Desde la agrupación de Huesca de esta organización internacional, el objetivo es informar y concienciar a la ciudadanía de los atropellos a los derechos humanos que se producen en todo el mundo. La delegación en Huesca prácticamente acaba de nacer, pero ya tienen previsto participar en la próxima edición de Estepárea y están participando en campañas internacionales como "No más violencia contra mujeres".

El Informe 2006 de Amnistía valora que los gobiernos de todo el mundo se han mostrado receptivos en la lucha por los derechos humanos: con la creación del Consejo de Derechos Humanos en la ONU, la eliminación de la pena capital en Méximo y Liberia, la detención de Fujimori, la decisión de Pinochet será juzgado...

Sin embargo, entre las ambigüedades está la condena de la tortura por parte del Senado de Estados Unidos mientras sigue abierto Guantánamo. En la lista de promesas incumplidas aparece la falta de avances hacia la educación universal y la educación para niñas o también la falta de avances para que 1.000 millones de personas dejen de vivir con menos de un dólar al día.

En cuando a España, Amnistía Internacional está preocupada por los derechos humanos de los inmigrantes y de las mujeres víctimas de violencia de género. La asociación valora el anuncio de ETA del fin de la violencia y pide "verdad, justicia y compensación a las víctimas" de la Guerra Civil y del Franquismo.

Comentarios