El Ayuntamiento urbanizará el entorno de los contenedores soterrados de la calle Cavia

El Ayuntamiento de Huesca ha sacado a concurso los trabajos de pavimentación de un triángulo que se extiende en la calle Cavia, esquina con Ronda de la Estación. La obra incluye, además del embaldosado del espacio “triangular”, el vallado perimetral, una barrera arbórea permeable entre la plaza y el edificio, la iluminación con farolas, bancos, papeleras basculantes y un vado para el camión de recogida de la basura. El plazo de ejecución de los trabajos es de 3 meses y el presupuesto asciende a 143.409,81 euros.

La zona a urbanizar, ahora cubierta solo por gravilla, es una parcela triangular, según el P.G.O.U destinada a equipamiento y que acoge desde fechas recientes unos contenedores soterrados que condicionan el diseño de la plaza. Como quiera que la recogida de basuras sólo puede realizarse desde la misma plaza se ha arbitrado la solución de realizar un vado para alojar el camión de la basura, modificando el trazado peatonal recto hasta el momento y la geometría triangular de la plaza.

Se completa el espacio triangular con una pavimentación de baldosa, encintada perimetralmente para diferenciarla del acerado. En la zona paralela a la fachada del edificio existente, se colocará una rígola de recogida de aguas que verterá al pozo existente en el extremo de la plaza.

La futura plaza contará con un vallado perimetral a fin de garantizar la seguridad de un espacio del que se pretende que se convierta en una zona de paseo y juegos. También se conservarán las especies arbóreas existentes y se incorporará una “barrera” con respecto al edificio colindante. Esta barrera permeable, estará compuesta por tres Cercis siliquastrum (árbol de amor) y tres Liquidambar styraciflua intercalados.

La urbanización se completa con la colocación de bancos en la zona estrecha más cercana de la plaza y la iluminación a base de farolas de 4,50 metros de altura. Los bancos serán dobles, de 2 metros de longitud de patas pintadas en color negro, con asiento y respaldo curvo, continuo de tablillas de madera tropical.

Debido a las necesidades que plantea la obra, se habilitará en primer lugar la zona de parada del camión de GRHUSA para evitar impedir la recogida de basuras durante el transcurso de la obra.

Se demolerán el acerado paralelo a la calle Cavia, puesto que se encuentra en mal estado y ha de alojar el hueco previsto para el camión de recogida, el bordillo de la acera y el de delimitación con la zona de gravas. Además, se realizarán las acometidas de electricidad, abastecimiento de agua y saneamiento que quedarán en una arqueta.

Comentarios