El PAR califica como indignante el censo de habitantes realizado en el Área 3

Fernando Lafuente, portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Huesca, ha expresado su sorpresa e indignación por el censo de habitantes llevado a cabo en el Área 3 (subestación eléctrica de Doctor Artero). Lamenta el que considera "descontrol en el equipo de gobierno y el peloteo entre áreas a la hora de asumir responsabilidades (en alusión a Alcaldía, Seguridad Ciudadana y Urbanismo)". Añade que se ha de pedir disculpas a los vecinos que fueron visitados por la Policía Local de Huesca en torno a las 23:00 horas.

Lafuente habla de “imprescindible necesidad de aclarar completamente y con urgencia todas las posibles responsabilidades en el Ayuntamiento, acerca de las denuncias de vecinos del ‘Area 3’ por las identificaciones o presunto censo de habitantes de esa zona que ha venido realizando la Policía Local".

El PAR indica que portavoces de propietarios y vecinos del ‘Area 3’ han hecho constar, la situación que causó alarma, cuando efectivos policiales acudieron a sus domicilios, según señalan en circunstancias poco adecuadas (horario y actitudes intempestivas, por ejemplo), a fin de constatar el número y la identidad de las personas que residen en viviendas de la zona.

“Por una parte -explica Lafuente-, la orden de realizar ese ‘censo’ resulta inapropiada en un proceso urbanístico que ha generado tantas tensiones entre unos y otros propietarios, y que ahora se encuentra en el punto álgido de un período de conversaciones. Por eso, es lógico que algunos vecinos consideren que se trata de una medida intimidatoria contra quienes se oponen a los términos fijados inicialmente para esa operación urbanística. Aunque esos datos deban ser precisos para el Ayuntamiento, hay muchas maneras y momentos para obtenerlos. La información previa a los afectados y la explicación de los objetivos es obligada por respeto, por servicio público y por Democracia en amplio sentido”.

“Por otra parte -añade-, las circunstancias que denuncian los afectados son lamentables. Hay que aclarar con urgencia qué sucedió y en su caso, pedir disculpas”.

Para el portavoz del PAR, “tiene que despejarse cualquier duda sobre quién y porqué dio la orden, cómo se tramitó y cómo se ejecutó. De ninguna manera, el grupo de gobierno puede afrontar esas denuncias con un ‘peloteo’ entre los responsables de Alcaldía, Seguridad Ciudadana y Urbanismo, en un episodio más de los enfrentamientos internos que vienen poniendo de manifiesto en ese grupo, desde hace ya bastante tiempo. Confío en que tampoco se busquen ‘chivos expiatorios’ entre los funcionarios porque es evidente que no sólo se trata de esclarecer los hechos, sino su origen e intención. Es algo más que un error”.

Para Lafuente, “todo lo sucedido no hace sino enredar todavía más el asunto del ‘Area 3’. Si ya eran un despropósito todas las contradicciones, paralizaciones o compromisos incumplidos de los últimos meses, ahora se suma esto. que implica otros aspectos. De una vez por todas, Elboj tiene que dejar de descargar su responsabilidad en particulares o esperar a que el tiempo solucione los problemas, porque sólo se complican más aún. Hay que tomar cartas en el asunto, convocar esa reunión de portavoces que prometió y se niega a celebrar, concretar las posibilidades de cambios en el convenio que aprobó en solitario, responder a las razonadas demandas de todas las partes incluida la cuestión de la subestación y dejar que le ayudemos porque no sabe cómo salir de ésta. La ciudad no puede aceptar este espectáculo de falta de rigor y de criterios. La pérdida de credibilidad está siendo absoluta. Debe resolverse ya con el diálogo de todos”.

Comentarios