Carlos Lorés y el Peñas diseñan la próxima temporada

En la presentación de la renovación del contrato del técnico quedaba claro que tanto el club como el propio entrenador quieren seguir dando pasos hacia delante y con la experiencia vivida en el primer año en la liga LEB-2, apostar por la consolidación del proyecto para poder alcanzar en un futuro a medio plazo cotas mayores, aunque de momento con los pies en el suelo. El matrimonio entre Carlos Lorés y el Club Baloncesto Peñas continuará por sexto año consecutivo.

Como señalaron ambas partes en la presentación del acuerdo no había motivo para romperlo y en la directiva no hubo dudas en ningún momento. Lorés indicaba que “es una foto repetida” y el entrenador también quiso dejar claro que “aunque he tenido alguna oferta siempre he pensado que el Peñas era la primera opción”. El técnico también valoró que el proyecto que le ha presentado desde el área deportiva José María Fumanal puede dar un paso adelante, si se confirma un incremento en el presupuesto para la configuración de la plantilla.

En ese aspecto no se han adelantado grandes cosas puesto que hay seis jugadores con contrato en vigor como son: Marcos Gamero, Larry Betrán, Llorens Mons, Frederic Castelló, Antonio Gómez y Miguel Montañana. Alguno seguro que puede recibir alguna oferta interesante pero está claro que “los jugadores están muy involucrados con el proyecto y con el compromiso con el Peñas”, apuntaba Lorés. Sobre las bajas se espera primero decidirlo entre el cuerpo técnico y la directiva y una vez que se haya comunicado a los jugadores se hará público, como es éticamente correcto. También habrá que esperar que sucede con Howard y sí habrá o no un segundo extranjero.

José María Fumanal quiso destacar de Carlos Lorés que es un entrenador de Huesca, así como sus ayudantes, y tiene claro que esta próxima temporada será complicada por lo que habrá que hacer un esfuerzo para reforzar la plantilla destacando que “hay gente que quiere venir al Peñas”. Otro aspecto importante es la base y por ello el futuro pasa por seguir teniendo jugadores de Huesca como es el caso actual de Marcos Gamero y Javier Betrán, para la directiva y el entrenador es fundamental ese trabajo que se está haciendo y que ya está dando sus frutos con los equipos base.

La próxima temporada debe ser la de la consolidación, aunque se tiene claro que será difícil por la ampliación de equipos a 18 y porque habrá rivales muy potentes como los descendidos de LEB-1, Plasencia y Calpe.

Comentarios